Captura De Pantalla 2018 10 11 A Las 13.51.39

¿Puedes morir por los besos de tu perro?

Fotografía de  Roberto Nickson 

Recientemente hubo algunas publicaciones en las que se advertía que los lenguetazos de los perros transmiten bacterias que provocan enfermedades mortales para los humanos. ¿Es esto cierto?

En realidad, no. Dejar que tu perro te lama la cara podría ser tan poco saludable para ti como para él. Es verdad que la saliva de los perros contiene bacterias, sin embargo, las infecciones suelen surgir en caso de mordida o arañazos, es decir, cuando hay una herida, no en piel sana.

Algunos estudiosos han encontrado que, de hecho, el contacto con los perros nos tiene ventajas, pues la variedad microbiana de sus lenguas y patas nos ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.

Por otro lado, no sólo tu perro puede contagiarte microorganismos, de hecho, tú también podrías contagiarle agentes patógenos en su convivencia. Las enfermedades que compartimos entre animales no humanos y humanos se conocen como zoonosis.

 

Tu perro puede contagiarte:

Hay una variedad de parásitos que tu perro porta y por las cuales podrías adquirir múltiples enfermedades, desde problemas cutáneos hasta enfermedades cerebrales.

Los perros son portadores de bacterias intestinales como E. coli, salmonella, clostridia y campylobacter. Que tu perro sea portador, significa que es posible que estos parásitos no enfermen a tu mascota cuando está sano, pero pueden causarte una enfermedad a ti. Las heces de tu mascota contienen esas bacterias y el principal método de transmisión es fecal-oral. Por eso es muy importante siempre recoger las heces y usar un gel antibacterial después de recogerlas porque la mayoría de las infecciones humanas por estas bacterias son resultado de entrar en en contacto con las heces de mascotas con las manos, y posteriormente tocarse la boca o el rostro. Existe poca evidencia que señale que los besos de tu perro sean un medio de transmisión.

De acuerdo con un estudio reciente de la Universidad de Colorado en Boulder, los dueños de perros viven con una mezcla de bacterias inofensivas, provenientes de lenguas (betaproteobacteria) y patas (actinobacterias) caninas, en su piel. Los investigadores observaron que muchas de las bacterias comunes compartidas entre los humanos y sus perros se transmiten por el lamido.

El estudio demuestra que aunque nuestra exposición a microbios se ha reducido en los tiempos modernos, y no siempre en nuestro beneficio, las familias con perros podrían tener una ventaja gracias al contacto con las bacterias de sus compañeros caninos. Las bacterias inofensivas en su piel podrían ayudar a que su sistema inmunológico distinga los gérmenes buenos de los malos.

Así que, como ves, no hay de qué preocuparse, puedes dejar que tu perro te bese sin temor.

Powered by Facebook Comments