Convocatorias:
Inicio / PERROTECA / Noticias / Perros que escapan, ¿por qué pasa?
RunningAway

Perros que escapan, ¿por qué pasa?

¿Cuántas veces has querido soltar a tu perro y no lo haces porque “se va y no regresa”?

Esta situación, por muy común que sea, no es normal. Ahora te preguntarás ¿por qué lo hace? Las razones son muchas y diferentes, pero en general, los perros se alejan de casa por una necesidad instintiva, que puede ser: instinto reproductivo, instinto de cacería, necesidad de explorar el entorno o huir de algún evento de pánico (por ejemplo, miedo a truenos o sonidos muy fuertes). Si tu perro se ha ido alguna vez, analiza la situación en la que lo hizo; es muy probable que encaje en alguna de estas circunstancias.

Instinto reproductivo

Las hembras en celo suelen salir de casa o apartarse de tu lado, esto no se debe a que sean ingratas o que no nos quieran, simplemente sus hormonas son tan fuertes que hacen que busquen la oportunidad de procrear y esto no es algo que puedan controlar. Para saber más acerca del celo revisa este artículo.

Los machos huelen las feromonas de las hembras en celo en un radio de 4km. Esto, además de generarles mucha ansiedad, puede provocar que salgan de casa cuando no te des cuenta, que cuando salen a pasear con correa te vayan jalando para seguir el rastro de esa hembra a la que han percibido o, peor aún, que cuando los sueltes en el parque salgan corriendo sin un rumbo definido, siempre buscando la posibilidad de reproducirse.

Es muy importante que tengas claro que ni las hembras ni los machos buscan una experiencia sexual del mismo modo que lo hacemos los humanos, ellos sólo responden a un instinto de reproducción. Para evitar el riesgo de que tu Super Cachorro se pierda, que lo atropellen, que se pelee o, si es hembra, quede preñada, lo mejor es esterilizarlos. Lee más sobre este tema aquí.

Instinto de cacería

La afirmación de que los perros y los gatos se pelean es un mito, la verdad es que pueden ser excelentes compañeros; pero es un hecho que los perros disfrutan persiguiendo todo aquello que se mueve como una presa potencial. Cuando un perro ve a un gato estático, muchas veces le pasa inadvertido, pero el instinto cazador que se despierta cuando el gato se mueve es casi imposible de frenar. Cuando un animal tan ágil como las ratas, ardillas o gatos se cruza en el camino de un perro juguetón, correlón y cazador, ni el mejor entrenamiento asegura al 100% que no salga corriendo tras él.

Puedes enseñarle a tu perro a no hacerlo, siempre motivándolo con premios deliciosos o jugando con él, siempre ten cuenta las medidas de seguridad para evitar que se pierda. Haz click aquí.

Necesidad de explorar el entorno

Una de las cosas que más disfrutan los Super Cachorros es explorar el entorno donde están, olfatear todo a su paso, conocer recovecos, reconocer los espacios y los olores, conocer a otros perros y jugar con ellos; si tu perro ha tenido pocas oportunidades para ello, o ninguna, es probable que tenga mucho deseo de hacerlo. Además, si nunca lo has podido soltar, puede ser que tenga energía que no ha liberado y tendrá muchas ganas de correr y de jugar con otros perros; así que al soltarlo se emociona tanto que corre para cualquier dirección, y es muy probable que lo pierdas de vista y que él no sepa volver.

Huir por pánico

Es muy común que los perros que les tienen miedo a las tormentas, a los cohetes o que se espantan con ruidos muy fuertes o desconocidos salgan corriendo con la cola entre las patas, huyendo de aquello que les da miedo. Como corren por instinto de supervivencia, lo único que pasa por su cerebro es huir de ahí, no tienen conciencia de que al huir pueden provocar un accidente, ser atropellados, caer de una altura muy grande o, incluso, perderse.

¿Cómo puedo evitarlo?

Aquí podrás encontrar los ejercicios que todo Super Cachorro debe saber para evitar accidentes. Lo primero y lo más importante es enseñarle a tu Super Cachorro a venir al llamado, eso podrá darte cierta seguridad de que cuando lo llames acudirá a tu lado. Dale premios a tu perro siempre que sin llamarlo vaya junto a ti, comienza a practicarlo en tu casa sin correa; después, practica en la calle con la correa libre pero sujeta en tu mano.

Un paseo libre y relajado será tu mejor aliado para tranquilizar a tu perro y que no quiera salir corriendo a la menor provocación. Aprende dando click en la liga cómo puedes lograr que ambos disfruten el paseo, te recomendamos usar una correa larga, de preferencia de 5 metros, la puedes adquirir aquí.

Sosteniendo en una mano la correa de 5 m y dejándola suelta podrás darle libertad y al mismo tiempo tener la seguridad de que no se va, recuerda siempre llevar premios deliciosos contigo y ofrecerle uno cuando voltea a verte, cuando camine a tu lado, cuando se aleje los 5 m y vuelva cerca de ti. Poco a poco vete animando a soltar totalmente la correa sin quitarla de su arnés, esto le dará más libertad y tú podrás correr y pisar la correa en caso de que comience la carrera. Suéltalo sólo cuando esté relajado y olfateando o cuando haya varios perros con los que pueda jugar.

Juega con tu perro. Una de las razones por las que nuestro perro prefiere irse con alguien o huir de nuestro lado es porque no hemos fomentado un vínculo emocional real, no entendemos sus necesidades, los regañamos, les  gritamos, no les damos atención o, simplemente, no jugamos con ellos. Al satisfacer las necesidades tanto emocionales como físicas y mentales de tu perro, lograrás crear ese vínculo que lo hará querer estar contigo siempre. La base de una buena amistad es la comunicación, la diversión y el cariño.

NUNCA lo sueltes si estás inseguro, si no hay perros jugando, si hay mucho ruido, si tu perro está ansioso y jala de la correa. Poco a poco, conforme tengas seguridad, puedes empezar a soltarlo sin temor.

Deja tus comentarios:

Revisar también

JuguetesToxicos

Juguetes ¿tóxicos?

¿Te has preguntado de qué están compuestos los juguetes que mastica tu perro? ¿Qué componentes …

Live Chat Software