No Lo Corrijas Cuando Gruñe

No lo corrijas cuando gruñe

Los gruñidos son un sistema de alarma. Cuando un perro gruñe está lanzando una advertencia y eso significa que lo que sea que esté sucediendo a su alrededor ¡no le está gustando! Por eso es vital que no lo corrijas cuando gruñe.

Situaciones comunes por las que los perros pueden gruñir:

  • Cuando están comiendo y alguien se acerca a su plato (ya sea otra persona, otro perro o un gato)
  • Cuando tienen un juguete en el hocico y alguien intenta quitárselos (una persona u otro perro)
  • Cuando tienen dolor y alguien intenta tocarlos
  • Cuando se saludan dos perros o se acercan
  • Cuando algún extraño se acerca a su territorio

El gruñido es una advertencia

Si nosotros corregimos el gruñido, estamos eliminando el sistema de alarma natural de los perros y lo que le enseñamos a nuestro perro es que gruñir está mal. Eso lleva al perro a concluir:

Si gruñir está mal y me corrigen, entonces me iré directo a la mordida.

Es muy importante poner atención a las señales de nuestro perro.

Si gruñe es porque algo no le está gustando y hay que ayudarlo a salir de esa situación y aligerar la tensión. Los gruñidos son parte de los recursos que los perros utilizan para comunicarse.

Un gruñido no significa que un perro sea agresivo, simplemente significa que algo lo incomoda.

OJO: Cuando los perros juegan también pueden gruñir. Este es el único momento en el que el gruñido es un gruñido de juego y no una advertencia.

GRÁFICA DE LO QUE OCURRE CUANDO REGAÑAMOS A UN PERRO:

Screen Shot 2014-04-07 at 10.39.34 AM

 

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments