Cola

Lo que dicen los perros con la cola

Para nosotros, un movimiento de cola puede ser algo simple, algo que es parte del repertorio de comunicación canina. Pero sin duda, para los perros significa más que sólo un movimiento.

Está comprobado que los perros reconocen los diferentes movimientos de cola entre sus colegas perrunos, y responden a ellos. Logran apreciar si un movimiento se inclina a la derecha o a la izquierda. Los resultados de un reporte científico publicados en el diario Biología Actual (el original en inglés, Current Biology) demostraron que los perros, igual que los humanos, tienen cerebros organizados asimétricamente; esto quiere decir que tanto el hemisferio derecho como el izquierdo cumplen funciones distintas entre sí.

El desenlace del estudio, realizado en la Universidad de Trento (Italia), confirmó que el meneo de la cola en los perros se relaciona con emociones positivas o negativas. La investigación demostró que si la cola del perro apunta hacia la derecha significa que siente emociones positivas, pero si lo hace hacia la izquierda, las emociones son negativas.

Comunicación con la cola

Para los autores del estudio, el meneo de cola en los perros refleja lo que sucede en su cerebro. La activación del hemisferio cerebral izquierdo produce un meneo a la derecha, y la activación del hemisferio derecho produce un meneo a la izquierda. Esta información asegura que la diferencia en el movimiento de la cola no pasa desapercibida cuando se trata de comunicación entre perros, ya que todos reaccionan de forma distinta según el movimiento (izquierda o derecha) de la cola.

Los científicos que se involucraron en este estudio cumplieron una serie de retos. Esto incluyó la grabación de vídeos de perros saludándose, mismos que se mostraron a otros perros para percibir sus reacciones. Cuando los perros veían a otro que movía la cola hacia la izquierda, su ritmo cardíaco se elevaba y comenzaban a parecer ansiosos. Cuando los perros veían a otro que movía la cola a la derecha, se quedaban completamente relajados.

Comunicación con la colan con la cola

«La dirección de la cola que se mueve/menea importa, porque coincide con la activación hemisférica del cerebro en los perros», afirma Giorgio Vallortigara, del Centro para la Mente/Ciencias del Cerebro de la Universidad de Trento. «En otras palabras, un perro que mira a otro que se menea con un sesgo al lado derecho- lo que muestra la activación del hemisferio izquierdo como si estuviera experimentando algún tipo de respuesta positiva- también produce respuestas relajadas. Por el contrario, un perro que mira a otro que la mueve con un sesgo a la izquierda -mostrando así la activación del hemisferio derecho, como si estuviera experimentando algún tipo de respuesta negativa- también produce respuestas de ansiedad, así como aumento de la frecuencia cardiaca. Creo que eso es increíble».

Vallortigara no piensa que los perros tengan necesariamente la intención o conciencia de comunicar emociones específicas a los otros. Más bien, el meneo de la cola puede ser el subproducto automático de la activación diferencial del lado izquierdo o derecho del cerebro; una reacción natural del cerebro.

Información basada en materiales de investigación de Cell Press (revista biomédica reconocida internacionalmente) y el Centro para la Mente/Ciencias del Cerebro de la Universidad de Trento, Italia. Mira las más recientes actualizaciones <<AQUÍ>>

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments