Screen Shot 2017 07 07 At 3.13.53 PM

Hiperactividad

La hiperactividad en perros es muy frecuente y puede resultar difícil saber exactamente qué hacer para reducirla. Primero revisemos qué tipo de conductas o síntomas podemos observar en un perro hiperactivo:

  • Ladrar excesivamente durante el día
  • Destruir objetos dentro de casa
  • Regresar del paseo y querer seguir jugando
  • Demandar atención constantemente
  • Insistir con juguetes (te lleva la pelota una y otra vez y si no le haces caso busca otro juguete)
  • Al llegar al parque corre, salta, juega con otros perros, tira de la correa, y aún después de eso quiere seguir jugando.
  • Sobre reacciona emocionalmente ante situaciones como: saludar a cualquiera que llega a casa de forma muy efusiva, si ve a otro perro quiere correr a jugar con él, juega de manera intensa, a veces suele tener “peleas” o “encuentros desafortunados” con otros perros porque sobre reacciona por estar muy excitado.
  • Suele montar a otros perros

Un perro puede comportarse de manera hiperactiva por dos principales motivos: subestimulación o sobreestimulación.

Cuando se trata de subestimulación

La mayoría de las veces, un perro que es “hiperactivo” está manifestando una falta de ejercicio fí­sico y actividad mental ― esto se presenta con mayor incidencia en perros que están en etapa de cachorros o adolescentes.

Es muy difícil para las personas lidiar con un perro que tiene mucha energía. Por eso es importante saber qué clase de perro tienes (raza o mezcla de razas) y mejor aún qué clase de perro deseas tener antes de adoptar.

Puntos que pueden indicar que tu perro vive una subestimulación:

  • Pasea menos de 45 minutos al día
  • No convive con otros perros
  • Se queda solo en casa muchas horas
  • No interactúas con en actividades dirigidas (como entrenar con motivación y premios, jugar a jalar la cuerda o a esconder la pelota)
  • Todos sus paseos son con correa (es decir no tiene momentos de libertad para correr en la naturaleza)

Cuando se trata de sobreestimulación

¿Cómo puede un perro ser hiperactivo por sobreestimulación? Muy fácil. El perro tiene tanta actividad que empieza a perder la capacidad para autocalmarse o tomarse un descanso.

Cuando los que los perros tienen demasiada actividad esto, en lugar de resultar en “cansancio” o “relajación”, resulta en destrucción dentro de casa, querer atención excesiva, llorar si se le deja solo un segundo y otra lista de comportamientos que solemos describir como “hiperactividad”.

Puntos que pueden indicar que tu perro vive una sobreestimulación

  • Va a guardería canina más de 4 o 5 veces a la semana
  • Sale a correr todos los días contigo
  • Tiene dos o más paseos al día de más de una hora cada uno
  • Convive con muchos perros diariamente sin tener espacios a solas
  • Pasa mucho tiempo afuera (en un jardín o patio) con rejas por donde ve pasar constantemente personas, vehículos, otros perros etc. y les ladra
  • Juegas con el a lanzarle la pelota casi todos los días o bien es su principal fuente de juego.

Si crees que tu perro cae en alguna de estas dos catergorías, contacta a un Guía Super Cachorros para que te ayude a ajustar su rutina de manera adecuada y satisfacer sus necesidades emocionales y físicas sin caer en el exceso de actividad o bien en la falta de estimulación.

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: