Timidez, miedo y las consecuencias

Criar y educar a un cachorro es una gran responsabilidad. Durante esta etapa es realmente fácil que se presenten conductas como timidez o miedo. Si las ignoramos y creemos que solo se deben a que nuestro perro es un cachorro, estamos ignorando un GRAN problema.
Un cachorro con problemas de inseguridad y conductas de timidez y miedo, puede convertirse rápidamente en un perro agresivo. Mientras es un cachorro aprovecha para corregir estos comportamientos y evitar problemas de agresión más adelante.

Señales de timidez y miedo en un cachorro:

  • Se aleja de las personas.
  • Llora cuando no te ve.
  • Se esconde debajo de algún mueble cuando llegan visitas o cuando lo llaman.
  • Ladra mucho cuando conoce gente o perros
  • Esconde la cola entre las patas
  • En casos extremos, un cachorro puede temblar ante algún estí­mulo (gritos, ruidos fuertes, objetos grandes, personas desconocidas, niños, etc…)

Ejercicios para evitar inseguridad, timidez y miedo:

1. Sala del despertar :
Prepara un área con diversos objetos (que no se rompan y no lastimen a tu cachorro), por ejemplo: una cubeta de plástico, una escoba tirada en el suelo, una pelota de basquet bol, una botella de plástico vacía, una botella de plástico cerrada y llena de agua, una charola con tierra o arena, un pedazo de alfombra. Cerca de cada objeto coloca unas cuantas croquetas. Una vez que hayas preparado la sala del despertar, invita a tu cachorro a entrar y acompáñalo. Deja que solito explore los objetos y cuando veas que mueve la cola, dile “muy bien”.
Este ejercicio le ayudará a conocer nuevas texturas, familiarizarse con objetos extraños y su movimiento, estimulará su mente y ampliará su experiencia con el entorno.

2. Cí­rculo de personas :
Cuando tengas visitas o si en tu familia son varios, planea un breve ejercicio con tu cachorro. Pí­deles a todos que se sienten en el suelo y formen un cí­rculo. Después, dale a todos los participantes unas cuantas croquetas y pí­deles que las escondan en su mano. Coloca a tu cachorro al centro del círculo y deja que por su cuenta se acerque a las personas. Pí­deles a todos que no llamen al cachorro. Cuando el cachorro se acerque a alguien, ofrézcanle las croquetas y suavemente digan “muy bien”.
Este ejercicio ayudará a que tu cachorro desarrolle confianza en las personas y no les tema. Para complementar este punto, te recomendamos leer el artí­culo “El cachorro y los niños” de esta misma sección.

3. Ruidos divertidos :
Cuando te pongas a jugar con tu cachorro, aprovecha para poner ruido de fondo. Hoy existen CD’s con diferentes sonidos grabados: tormentas, truenos, fuegos artificiales, licuadoras, aspiradoras, sonidos fuertes, etc. Empieza por poner los sonidos a un volumen bajo que no altere a tu cachorro, y poco a poco y después de varias sesiones, aumenta gradualmente el volumen de los sonidos.
Este ejercicio te ayudará a que tu cachorro no se sienta inseguro frente a sonidos comúnes.

4. Todas las experiencias posibles :
Aprovecha esta etapa de tu perro para llevarlo contigo a tantos lugares como puedas. Que conozca gente, perros, olores y situaciones diversas.
Estas prácticas te servirán para aumentar la seguridad y confianza de tu cachorro.

5. Socialización, socialización y más socialización :

No dejes de leer el artículo “Socialización: La clave del éxito”


Si te gustó este artí­culo, te gustará leer
“Las Vacunas y el Paseo”

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: