Piel de gallina

La piel de gallina o carne de pato es una expresión muy común en nuestro lenguaje, y de forma literal la reconocemos por la sensación de erizamiento en los vellos de la piel. Esta característica se debe a un grupo muscular llamado “musculus erector pili” o músculo horripilador. Cuando el grupo muscular se contrae, los poros se cierran de forma casi micsrocopica, formando una especie de bulto alrededor de cada folículo para así erizar el vello.

Este reflejo físico es común en mamíferos con pelo, en especial con pelaje abundante como los perros. La piloerección es un mecanismo súper útil para mantener la temperatura corporal ya que cuando el pelaje se eriza, se crea una especie de capa aislante que defiende al cuerpo ante cambios bruscos de temperatura.

Nosotros podemos experimentar la piel de gallina después de sentir frío o miedo y nuestros Super Cachorros ¡también! En los perros es común ver que erizan el pelo cuando se sienten nerviosos, demasiado emocionados o incluso enojados.

Piel de gallina

En cuanto a lenguaje canino, ver erizado el pelo del lomo de un perro no nos comunicará mucho a menos que nos fijamos en todo el lenguaje corporal. Por ejemplo, si dos cachorros están jugando y están muy contentos y emocionados, uno de ellos puede tener piloerección (erizar alguna parte del pelaje) y eso no significaría nada malo; pero si por otro lado nos queremos acercar a un perro desconocido y este se muestra con la cola y las orejas erguidas, el cuerpo rígido, la mirada fija y además tiene el pelo del lomo erizado ¡cuidado! Ese perro está mandando señales de advertencia para que nos alejemos ;)

Ahora ya lo sabes ¡los perros también pueden tener piel de gallina!

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: