Los perros en la mitología – Primera Parte

En diferentes culturas los perros han jugado un papel importante en la mitología a través de la historia.

Cadejo

Un cadejo es un animal legendario de la región mesoamericana extendida entre las zonas rurales e incluso urbanas de Centroamérica. Se dice que es un perro mítico (o dos perros) que generalmente se le aparece a quienes deambulan a altas horas de la noche y al cual se le atribuyen poderes misteriosos.
Las diferentes versiones de la leyenda describen a un cadejo blanco y uno negro (generalmente benigno y maligno respectivamente), o simplemente un solo cadejo negro (generalmente benigno). La leyenda del Cadejo es el vestigio de una antigua creencia que supone que todo humano posee un animal de compañía. Este mítico animal es el doble del hombre, de tal manera que la enfermedad o la muerte del primero conllevan la enfermedad o la muerte del segundo. En la actualidad, se pueden establecer comparaciones de lo anterior con el pensamiento cristiano, que expresa que el hombre tiene un ángel guardián que lo protege de los peligros. También este personaje tiene su resonancia precolombina maya en un espectro bienhechor, guardián de los caminos.

Huargo

Un huargo o wargo es una criatura fantástica semejante a un lobo, pero de mayor tamaño, fiereza e inteligencia.
En antiguo nórdico warg es un eufemismo para denominar al lobo, y de todos modos es la palabra moderna sueca para el lobo. También en antiguo inglés warg significaría algo así como «el lobo grande». Además llaman warg al lobo en gileki, una lengua iraní que es hablada en Gilán, al norte de Irán.

Huehuecóyotl

Huehuecóyotl es un tramposo dios mexica de la música, el baile y la canción. En el Códice Borbónico es representado como un coyote bailando con manos y pies humanos, acompañado por unos platillos.
Huehuecóyotl comparte muchas características con el tópico del coyote estafador de las tribus norteamericanas, incluyendo en la narración y el canto coral. En ambas culturas es un bromista, cuyos trucos a menudo son jugados sobre otros dioses, pero con frecuencia fallan causando más problema a él que a las víctimas. Dios fiestero, incluso se decía que instigaba guerras entre humanos para aliviar su aburrimiento. Él es parte de la familia de dioses Mexicas de Tezcatlipoca, y tiene sus poderes para transformarse. Los que tenían malos augurios de los dioses a veces apelaban a Huehuecóyotl para mitigar o invertir su destino.

Laelaps

En la mitología griega, Laelaps (en griego antiguo Lailaps, ‘viento de tormenta’) era un legendario perro que siempre atrapaba a su presa cuando cazaba. Fue un regalo que Zeus hizo a Europa y que posteriormente pasó a poder de su hijo Minos; éste lo regaló a Procris y más tarde el perro pasó a ser propiedad de Céfalo. En otra versión, el perro fue regalado a Procris por Diana.

La mitología es súmamente entretenida e interesante, y para los amantes de los perros como nosotros, es un deleite leer y conocer el papel tan importante que han jugado los perros a lo largo de la historia.

No te pierdas: «Perros en la Mitología – Parte 2 – CLICK AQUÍ»

¿Te gustaría que en Super Cachorros publicáramos más notas sobre mitología relacionada con perros? Deja tu comentario al final de esta página diciendo “Sí quiero más mitología canina” ;