Los bigotes son importantes

Los bigotes de los perros son una herramienta de orientación importantísima para ellos. Se desarrollan a temprana edad. Están ubicados a los lados de la nariz o trufa, por encima del labio superior, en la barbilla, en la frente justo arriba de los ojos, a los lados de la cabeza a una altura media entre los ojos y por debajo del hocico.

Los bigotes son altamente sensibles ante corrientes de aire y vibraciones. Les permiten reaccionar rápidamente cuando algo roza con ellos e incluso detectar superficies u objetos peligrosos. Son tan sensibles como las yemas de nuestros dedos. Con el movimiento del aire, los bigotes vibran y los perros decodifican esas vibraciones en mensajes que les ayudan a determinar la presencia, el tamaño y la forma de los objetos cercanos. A través de los bigotes también pueden medir espacios, como por ejemplo, determinar qué tan angosto es un túnel o hueco.

Los bigotes también los ayudan a proteger los ojos. Podrás notar que cualquier roce con los bigotes provocará que tu Super Cachorro parpadee.

Muchos estilistas caninos cortan los bigotes de los perros como parte de la «estética canina». Sin embargo, eso trunca las habilidades de los perros para jugar y reaccionar a su entorno.

Después de todo lo anterior, podemos deducir porqué los bigotes se convierten en un elemento vital cuando un perro pierde la vista.

¡Nunca dejes que le corten los bigotes a tu Super Cachorro!


Si te gustó este artículo, te gustará leer
«Cuidado con el Corte de Uñas»