Leptospi

Leptospirosis o leptospira

leptospi
La leptospira o leptospirosis canina es una enfermedad bacteriana que afecta a muchos animales incluidos los perros. El organismo que causa la leptospira pertenece a un grupo de bacterias llamadas espiroquetas, éstas son similares a las bacterias ordinarias pero la gran diferencia es la forma en que se mueven, ya que producen un movimiento giratorio que permite a la bacteria desplazarse hacia delante, como si fuese un sacacorchos. Hay muchas espiroquetas en la naturaleza, la mayoría viven libres en el medio ambiente sin dañar a nadie. Pero muchas de ellas son responsables de la Leptospira y la Borreia que causa la enfermedad de Lyme.

La leptospirosis implica zoonosis, es decir la transmisión de una enfermedad de animales a seres humanos. El contagio sucede a través del contacto con elementos contaminados con orina de animales infectados, tierra húmeda o vegetación contaminada. La forma de contacto mediante la cual se puede contraer es: ingesta directa del elemento contaminado, contacto directo con una herida abierta y en ocasiones por inhalación.

Desde el punto de vista epidemiológico, la única vía de eliminación importante es la urinaria. En pocas palabras como causa principal de infección se destaca la forma ambiental: aguas sucias (charcos, lagunas) o suelo contaminado (con orina de otros perros o animales; ratas, ardillas, gatos, etc.)

En general puede ocurrir de forma esporádica o en brotes epidémicos, eso quiere decir que en cualquier época del año tu Super Cachorro puede infectarse.

Síntomas
En estapa temprana, la leptospirosis puede pasar desapercibida, de hecho muchos de nuestros Super Cachorros pueden resultar positivos en leptospira sin que tengamos la más remota idea (aún estando vacunados pueden llegar a contagiarse, más adelante explicaremos porqué). En etapa media o avanzada, la leptospira puede causar diversos síntomas clínicos tanto en los humanos como en los perros:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel, ojos, encías, etc.)
  • Anemia
  • Dolor fuerte de cabeza
  • En ocasiones, erupción en a piel.

Los perros con leptospira que presentan la infección en estado avanzado, con frecuencia tiene que ser hospitalizados de emergencia. El período de incubación es de 4 a 19 días. Si no se atiende a tiempo, puede causar daño renal severo e irreversible.

Prevención
La única forma de prevenir un contagio de leptospirosis es vacunando a nuestros Super Cachorros. Sin embargo, la vacuna cubre únicamente los serotipos más comunes, cuando en realidad hay más de 200 serotipos en el ambiente (aunque no se encuentran todos en cada esquina, por eso la vacuna cubre los más frecuentes).

En época de lluvias los brotes de leptospira se acentúan debido a los encharcamientos y aguas negras que salen de las coladeras.

En muchas otras ocasiones hemos recomendamos practicarle análisis clínicos a nuestros Super Cachorros por lo menos una vez al año, ya que hay muchas enfermedades que pueden asintomáticas.

La única forma segura de saber si tu perro o tu tienen leptospirosis es mediante análisis de sangre específicos (se deben solicitar específicamente para detectar leptospirosis).

Tratamiento
Si tu Super Cachorro resulta positivo lo más probable es que reciba un tratamiento de entre 20 y 30 días. Una vez concluido dicho tratamiento se tendrán que practicar nuevamente los análisis específicos para saber si la bacteria ya no está presente en su organismo.

NOTA: Este año ha habido brotes epidémicos en la una Ciudad de México y se calcula que un 70% de los perros podrían ser positivos a leptospira sin presentar síntomas.

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments