Le gusta morder y jalar los tobillos de las personas

El hecho de que un cachorro quiera perseguir tobillos, pies y pantalones, se trata de instintos. Instintos de caza, de presa y de pastoreo. Es normal que un cachorro quiera atrapar y morder los tobillos de las personas, sobre todo en razas que fueron criadas para el trabajo de pastoreo. Asi que literalmente tu perro intenta «pastorear» personas.

Una vez aclarado ese punto, es importante mencionar que debido a que se trata de instintos, mientras las personas se muevan, sacudan el pie, griten, se rían etc… tu cachorro tendrá aún más ganas de seguir «pastoreando» y divirtiéndose en grande.

El primer paso para combatir esta conducta es: En el momento en que tu cachorro muerda tu tobillo, quédate absolutamente quieto, no lo mires ni le hables. No debe conseguir tu atención ni tu reacción. Cuando te suelte y pierda el interés entonces sí, sigue caminando.

El segundo paso es ser paciente y repetir el paso 1 hasta que tu cachorro pierda el interés por perseguirte los pies.

Otro consejo es que tengas a la mano una trenza para jalar y que juegues varias veces al día con tu cachorro haciendo que persiga y atrape la trenza y después tire de ella mientras tu la sostienes. Recuerda no hacerlo enojar ni jalar demasiado fuerte ya que puedes lastimar sus dientes.

Por último, te recomendamos analizar la rutina de ejercicio que has establecido para tu cachorro, quiza le haga falta un poco más de actividad física y mental.