La ruta de una nueva vida

Un perro sin dueño recorrió 1.700 kilómetros junto a un grupo de ciclistas que participaba en una competencia entre las provincias de Sichuan y el Tíbet. La compentencia se prolongó por 20 días e incluyó travesías por 12 montañas.

Xiaosa, nombre con el que fue bautizado el pequeño perro, se unió a los deportistas luego de que uno de ellos le dieran un poco de agua y comida. Ese pequeño gesto valió para que el Super Cachorro no se separara más del grupo.

Encariñado luego de compartir ruta con este espontáneo competidor, el ciclista Xiao Yong decididó adoptar al incríble perro. Yong incluso se animó a abrir un blog para contar esta experiencia y su espacio ya tiene más de 40 mil seguidores.

[youtube 6CEipLQ9LI4 nolink]

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: