Cómo enseñarle a usar la correa

Lo primero que debes hacer es dejar que se familiarice con la correa. Colócasela dentro de casa y suelta la correa para que quede en el suelo. Olví­date de tu Super Cachorro y déjalo que solito explore y comience a caminar con la correa puesta. Si ves que necesita ayuda, motí­valo llamándolo a unos pasos de distancia y muéstrale un mini trocito de salchicha de pavo. Cuando llegue hasta ti ¡prémialo y felicí­talo mucho! Repite este ejercicio dentro de casa hasta que notes que ya no presta atención a la correa.

Si comienza a morder la correa, distráelo y llama su atención hacia otro lado. Recuerda premiarlo siempre que te haga caso.

Cuando domine el hecho de caminar con la correa puesta y suelta por toda la casa, entonces toma la correa y camina junto a él dentro de casa. Nuevamente prémialo y motí­valo cuando lo está haciendo muy bien (hacerlo muy bien es que camine con naturalidad sin tirones, sin esconder la cola entre las patas y sin presentar señales de ansiedad como bostezos constantes, lamerse el hocico mucho o detenerse a rascarse).

Cuando ya dominen la caminata con correa dentro de casa es una buena señal ¡Están listos para salir!

No fomentes que la hora del paseo se vuelva toda una fiesta, por el contrario practica siempre la calma. No camines hacia la puerta si tu Super Cachorro está alterado después de haberle puesto la correa. Espera a que se relaje y además pí­dele que se siente un metro y medio antes de la puerta y que se quede quieto. Cuando te obedezca, entonces si abre la puerta, toma su correa y sal tranquilamente a pasear con tu Super Cachorro.

Si quieres aprender cómo lograr que no jale de la correa mientras pasean, haz click aquí­: “Sin jalar la correa”

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: