Cafeterias Seul

Cafeterías Caninas en Seúl

(Corea del Sur) – En Seúl no es fácil tener perro. Las personas o viven en apartamentos muy pequeños o la vida laboral las mantiene excesivamente ocupadas para cuidarlos. Pero, para todos ellos existe una solución, tan fácil como ir a cualquiera de las cafeterías que ofrecen junto a un buen capuccino, la posibilidad de acariciar y jugar con un Super Cachorro, quién será su compañero para pasar un buen rato.


Perros de todas las razas, mezclas y tamaños dan la bienvenida saltando y moviendo a cola a sus amigos temporales. La mayoría de los visitantes son estudiantes, parejas o familias con sus hijos pequeños, que a veces incluso vienen a tocar por primera a estos animales.
En Seúl no es tan habitual ver a un perro caminando por la calle, por lo que no extraña que estos locales tengan tanto éxito; como se puede apreciar en el Bau House Dog Cafe, en Hongdae.

Mientras se toma el café puedes acariciar o jugar con ellos, incluso mimarlos dándoles sus bocadillos preferidos que puedes adquirir en la misma cafetería.

Si se tiene la suerte de tener un perro, el local permite que los dueños lo lleven para que juegue con los demás. Si el dueño está muy ocupado, la cafetería también ofrece el servicio de guardería, con que el perro estará perfectamente cuidado por las mañanas ;) Es un servicio integral para mejorar la relación entre perros y humanos de una manera totalmente diferente.

En estas cafeterías, no sólo se puede visitar a los perros, sino a los gatos también. Los felinos también tienen sus propias cafeterías exclusivamente para ellos, como Tom’s Cat Cafe, también en Hongdae. Se puede pasar una tarde con una bebida caliente y el relajante ronroneo de los felinos de fondo.

Y si los perros o gatos no son tus compañeros ideales para pasar una tarde, puedes buscar algo diferente, tal vez ir a tomar café a la granja de las ovejas es la mejor opción. Se llama Thanks Nature Cafe, y es una cafetería en la que puedes observar a un pequeño rebaño de ovejas mientras charlas o tomas algo.

Mientras que hay personas que disfrutan de esta compañía, para otras puede no resultar tan placentero o llega incluso a ser incómodo que en un mismo lugar haya tantos animales. Lo que sí es seguro es que estos locales no se encuentran en nuestro país y que son sólo un ejemplo de las muchas cafeterías originales que se pueden descubrir en esta gran ciudad ante las desventajas de no poder tener un perro como compañero de vida.

Definitivamente todos los que podemos darle un hogar a un perro y llenar nuestra vida de alegría con su compañía, somos muy afortunados.

¿Qué te parece esta «opción» coreana?


Fuente: elpais.com