Un poema para Goyo…

old-writing
por: Hilda — Me animó a publicar esta poesía que le escribí a Goyito, mi perro de 12 añitos, quien despierta los más tiernos sentimientos…

Tú ansías afecto, amor, compañía,
¿Tanto se distancian tu vida y la mía?
yo soy intelecto, tú eres instinto,
yo tengo un aspecto, tú eres distinto.

Disfrutas al sol, aúllas al viento,
y sientes temor, celos y contento.
Yo cuestiono al mundo, y tú lo disfrutas,
pero ambos tenemos idénticas rutas.

Hallas alegría reclamando mimos,
ligas tu destino a mi paso esquivo,
tu mente produce concretas figuras,
la mía se evade en espíritu altivo.

Pero sin embargo, te busco y me buscas,
cuando te acurrucas con tu frágil cuerpo,
anidando juntos la esencia más pura,
tan solo dos seres, vida junto a vida.

Tal vez no comprendan, que tu llanto, aúlla,
que cuando me hablas no uses mis palabras,
que cuando te expresas, tan solo me ladras,
que cuando te acercas, mis nervios se calman.

Y eres tan chiquito, manojo de vida,
peluda presencia, sombra permanente,
que tan solo espera juegos y paseos,
que me lo da todo, sin que se lo pida.

Somos diferentes, yo pienso, tu sientes,
yo invento un destino, tú solo presentes,
a tí no te importan riquezas ni famas,
y me prefieres a importantes damas.

Somos muy amigos, mi gruñón querido,
el que me defiende con potentes ladridos,
demostrando gran bravía y entereza,
con “su gran porte” de raza pekinesa.

Goyito, el del mal genio,
el de inmensos y profundos ojos negros,
para el que soy su cotizado premio,
para quien soy su meta, su horizonte, su dueño.

Muchos podrán no comprenderlo,
a este enorme sentimiento al que me aferro,
es que no lo conocen, no lo ansían,
porque nunca…han tenido un perro.

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: