Tu Perro necesita: RUTINA

Ofrecer una rutina en la vida de tu Super Cachorro puede ser la clave para mejorar su comportamiento y obediencia, además de promover su bienestar físico e intelectual.

Establecer una rutina no es seguir un manual que diga cómo debe ser la vida de un perro. Lo que significa es que definitivamente un Super Cachorro necesita una estructura de vida; por ejemplo: debe saber qué esperar de cada día, cuándo debe permanecer tranquilo, cuándo saldrá a pasear, a qué hora comerá y cuándo es hora de jugar o de dormir.

Las mejores prácticas para establecer una rutina para tu perro son:

1) Darle de comer en el mismo horario todos los días. Lo ideal es que un perro sea alimentado entre 2 y 3 veces al día (checa este enlace: “Enséñalo a comer”). Tu perro debe sentir la seguridad de que a cierta hora recibirá su alimento; su reloj biológico le avisará que ya es hora de comer y es importante que cumplas con este hábito.

2) Tener un kennel (aprende como usarlo aquí “Transportadora, jaula o madriguera”) también ayudará a que tu perro identifique cuándo es momento de relajarse y esperar, ya que le proveerá un lugar seguro y tranquilo para esperar a sus dueños o para dormir durante la noche. Aún cuando un perro esté acostumbrado a estar solo en casa con todo el espacio a su disposición, tenderá a elegir un rincón para esperar a que sus amos regresen y siempre elegirá un pequeño y cómodo espacio para descansar.

3) Si no cuentas con un jardín o un espacio en casa para que tu perro vaya al baño, será de vital importancia que establezcas rutinas para esta necesidad. Al despertar por las mañanas, saca a tu perro para que pueda ir al baño. Después de que coma su alimento, establece el tiempo que tarda en querer ir al baño y determina dicha rutina. Por ejemplo, 15 minutos después de comer sácalo a pasear para que pueda satisfacer sus necesidades.

Consecuencias de un cambio de rutina

De pronto tu perro muestra un comportamiento que jamás había mostrado, por ejemplo orinarse dentro de casa, y solemos decir: “pero si él ya estaba entrenado”, morder o destruir las cosas: “pero si nunca lo hacía”, dormir demasiado: “pero si era tan juguetón y alegre”, ladrar, llorar, rascar, romper, y demás: “era muy tranquilo”;  y no sabes el porque. Es necesario observar para identificar el en que comenzó a hacerlo,  después de eso lo más probable será que su cambio de conducta esté relacionado con un CAMBIO DE RUTINA.

Quizá alguien de la familia se mudó, ahora trabajas más horas fuera de casa, le cerraste el acceso al jardín, nació el bebé o una nueva mascota llegó a la familia; cualquier cambio de rutina afectará a tu perro y para ayudarlo a establecerse asegúrate de estructurar la nueva rutina cuanto antes y trabaja en mejorar su conducta redirigiendo sus comportamientos; por ejemplo, si por un cambio de rutina empezó a orinar dentro de casa, regresa a la vieja rutina de entrenamiento, de nuevo observa su lenguaje corporal y llévalo a donde pueda ir al baño para evitar accidentes, prémialo cuando lo haga bien. Juega con él y motívalo, lo más seguro es que esté teniendo accidentes por ansiedad y estrés, pues lo que necesita saber cuanto antes es que todo está en orden y bien.


Si te gustó este artíulo, te gustará leer
“¿Perro descontrolado? Devuélvele su rutina”

[EPSB]

[/EPSB]

 

Powered by Facebook Comments