Perro Esperando

Tu Super Cachorro te presiente

¿Te has preguntado si tu perro presiente cuando vas a llegar a casa?

¿Te han dicho que minutos antes de que llegues a casa se pone más inquieto, o incluso que sea asoma por la ventana?

¿Has estado en una situación de alerta y te han mencionado que tu Super Cachorro estaba inquieto?

No se trata de tu imaginación, en 1995 la fundación Lifebridge financió los estudios de Rupert Sheldrake, doctor en Ciencias naturales y Bioquímica por Cambridge y Filosofía por Harvard, que al reunir más de 500 casos demostró que muchos animales, y los perros en especial, tienen la capacidad de comunicarse con sus humanos de una forma que puede llamarse telepatía.

Una de las situaciones en las que esta comunicación se manifestaba con más frecuencia era cuando los perros anticipaban la llegada de sus humanos mucho antes de que fuera posible que estuvieran detectando su olor, a pesar de que es bien sabido que el olfato es el sentido más desarrollado de los perros. Sheldrake modificó la rutina de las familias para descartar que era por ella que los Super Cachorros sabían que sus humanos volverían, incluso adelantó su llegada varias horas o varios días después de algún viaje para darse cuenta que los perros realmente sentían a sus familiares varios minutos antes de su llegada.

Jaytee

Jaytee y su compañera

En Londres, un perro llamado Jaytee demostró sus capacidades premonitorias. Durante todo un año, su humana dejó a Jaytee en cien ocasiones en casas que no eran la suya pero que había visitado en alguna ocasión, después ella se marchaba. En un ochenta y cinco por ciento de las ocasiones, el perro se acercó a la ventana esperando su llegada cuando se iniciaba el regreso a la vivienda, a veces a decenas de kilómetros. La distancia no importaba, pues la conducta anticipatoria se producía siempre que la dueña tomaba la decisión de regresar: no eran olores, ni ruidos lo que determinaba el cambio de actitud del perro. Sheldrake insiste en que el perro captaba era la intención del dueño de regresar, ya que cambiaba su actitud en el preciso momento en que su compañera decidía que era el momento de volver por Jaytee.

Posteriormente se realizó el mismo experimento, pero dejando al perro solo en casa con cámaras de vídeo que registraban su conducta y fue de nuevo evidente que las conductas anticipatorias no respondían a causas conocidas: Jaytee no hubiera podido oler a su compañera a decenas de kilómetros, mucho menos oírla, pero el perro se asomaba a la ventana y se ponía nervioso incluso antes de que se iniciara el trayecto de regreso. Incluso notaron que Jaytee reaccionaba al pensamiento de su humana de volver.

En todos los experimentos se siguieron con rigor los criterios científicos establecidos mediante protocolos y participaron científicos escépticos que no podían explicar de otro modo el fenómeno.

Rupert Sheldrake dedujo que el sexto sentido de los animales se debe a los campos morfogénicos, una especie de autopista de información no verbal que nos une a todos y que justifica este comportamiento. Esta es la investigación más completa hasta la fecha sobre este tipo de casos, y la teoría que ha propuesto ofrece un paradigma válido para explicar la conexión telepática y el vínculo entre humanos y perros que va más allá de la comunicación verbal.

 

Si quieres saber más sobre este estudio, revisa aquí la bibliografía.

 

Powered by Facebook Comments