Pollo Fetimg

Receta para recuperación

Si tu Super Cachorro se está recuperando de algún padecimiento fuerte, como diarrea, vómitos, resfriado u otra enfermedad de paso, esta receta te servirá para ayudarlo a alcanzar una pronta recuperación de la mano con el tratamiento que el veterinario haya señalado, además, si es que su apetito ha disminuido, esta receta para recuperación también le ayudará a despertar las ganas de comer.

Cocinando Arroz con Pollo para tu Super Cachorro en recuperación

Necesitarás

Pollo de la mejor calidad que puedas pagar. Intenta conseguir pollo orgánico (libre de hormonas) y de granjas felices (libres de maltrato), esto es para evitar que tu perro sea expuesto toxinas de factor alimenticio y biológico, además estarás apoyando las granjas responsables y de libre pastoreo que brindan una vida digna a los pollos que nos alimentan. La pechuga o muslos de pollo deshuesados y son piel son de las mejores opciones cuando se trata de preparar caldo o guisados en casa, tanto para ti como para tu perro.

Arroz blanco de grano corto o largo. Evita arroz precocido pues su valor nutricional es pobre en comparación con el grano de arroz crudo. También puedes usar arroz integral, éste es rico en fibra (ayuda a promover y regular la función intestinal, también ayuda a la consistencia de las heces cuando hay diarrea), sólo recuerda que el arroz integral debes cocinarlo por más tiempo para que esté muy bien cocido y sea lo suficientemente suave como para que el organismo de tu perro pueda digerirlo sin irritar el estómago o el intestino.

Preparación # 1

El pollo puede cocinarse con piel y hueso, de esa forma aprovecharás más el aporte nutricional, pero recuerda es IMPORTANTE RETIRAR PIEL Y HUESOS una vez cocido. Si decides quitar piel hueso antes de cocinarlo corta el pollo en cubitos de 1.5 cm para perros pequeños y de 2.5 cm para perros de raza mediana o grande. OJO: Los perros a los que les faltan muchos dientes podrían necesitar pedazos de comida incluso más pequeños.

Coloca el pollo en una olla grande. Llénala con una cantidad de agua suficiente como para cubrir todos los trozos. Deja a fuego normal hasta que hierva, después reduce la intensidad a fuego lento. Cuece el pollo hasta que esté completamente blanco por dentro. El tiempo de cocción variará de 10 a 30 minutos, dependiendo del tamaño de los pedazos. El pollo con hueso necesitará más tiempo. OJO: Si el pollo no está completamente cocido puede provocar diarrea o empeorarla debido a las bacterias que se encuentran en el pollo crudo o mal cocido.

Retira el pollo del agua y deja que se enfríe por completo. Deja el caldo enfriarse en la olla para usarlo más tarde. Puedes hacer que el pollo se enfríe más rápido depositándolo en una bandeja metálica o recipiente de vidrio ;)

Si decides cocerlo con hueso y/o piel recuerda que debe estar muy bien cocido. Una vez frío retira todo hueso y/o piel del pollo. Separa la carne y desecha los huesos, corta el pollo en cubitos de 1.5 cm para perros pequeños y de 2.5 cm para perros de raza mediana o grande.

IMPORTANTE: No dejes los huesos de pollo al alcance de tu Super Cachorro. Los huesos crudos o cocidos de pollo son huecos y al ser masticados pueden formar astillas y atorarse o rasgar la garganta, el estómago o los intestinos de tu perro.

Preparación # 2

Mide 1 taza de arroz y lávalo bien. Puedes lavarlo en una olla o en un tazón grande. Remoja el arroz en agua y bate con las manos. Repite esto unas tres veces o hasta que el agua salga transparente; esto ayudará a eliminar el exceso de almidón y arsénico que tiene el arroz.

Con respecto al caldo: una vez que el caldo esté frío, con la ayuda de una cuchara retira toda grasa de la parte superior y vierte el líquido sobrante en un recipiente ya sea plástico, de vidrio o metálico. Si cocinaste el pollo sin hueso ni piel puede que los depósitos de la grasa disminuyan. Mide 2 y 1/2 tazas (591,47 ml) del caldo del pollo y viértelo de nuevo en la olla.

Prende fuego a la hornilla y deja que el caldo de pollo hierva, después agrega el arroz previamente lavado. Calienta hasta que ambos estén hirviendo, una vez que lo hagan deja cocinar a fuego lento. Tapa la olla y cocínalo por 20 minutos (es probable que el arroz integral necesite entre 40 y 45 minutos). El arroz lucirá un poco pastoso y suave cuando esté listo, toda el caldo debe haber sido absorbida. Una vez listo permite que el arroz se enfríe por completo.

Preparación # 3

El arroz y el pollo deberán estar fríos, esto sin usar el refrigerador. En un recipiente grande de preferencia metálico o de vidrio, vierte el arroz y el pollo, mézclalos con una cuchara o tenedor. La relación de pollo y arroz  arroz y pollo debe ser entre 2:1 y 3:1. Por ejemplo, 2 o 3 tazas de arroz deben mezclarse con 1 taza de pollo ;)

Antes de Servir

Mientras tu Super Cachorro esté en recuperación te recomendamos sustituir el alimento por sólo esta receta. En un período de dos días podrás incorporar el alimento que normalmente come.

Cuánto Servir

Sirve el pollo y el arroz en el plato en el que tu perro suele comer, no lo mezcles con croquetas.

En Super Cachorro te recomendamos dar por día:

  • Dos taza para perros pequeños
  • Tres para perros medianos
  • Cuatro tazas pra perros grandes

Después de Servir

Consulta con el veterinario para seguir sus instrucciones con respecto a cuánto recomienda dar de esta receta, esto dependerá del malestar que tenga tu Super Cachorro. Si tu perro tienen vómitos y puede comer sin vomitar, continúa dándole lo recomendado anteriormente.

Después de varios días de comer con éxito pollo y arroz, puedes empezar a agregar las croquetas que suele comer en la mezcla de pollo y arroz. Agrega más croquetas cada día, reduciendo la cantidad de pollo y arroz a medida de que vuelva a adoptar de forma gradual su dieta habitual en un periodo de 4 o 5 días.

Asegúrate de consultar con el veterinario sobre la transición a la comida habitual de tu Super Cachorro. Dependiendo de la condición específica de tu perro, es probable que tengas que alimentarlo con pollo y arroz por más de unos cuantos días para que su condición mejore cuanto antes.

OJO: Llama al veterinario si los síntomas de tu Super Cachorro no mejoran. La dieta de pollo y arroz debe ser aliado del tratamiento que actualmente está tomando tu Super Cachorro. Si se trata de diarrea y no mejora en el periodo indicado por el veterinario o sigue siendo líquida por 3 o más días, llama al veterinario de inmediato. El veterinario debe indicarte si es necesario que lo lleves para una segunda revisión para cambiar o alargar el tratamiento.

Consejos Adicionales

Antes de cocinar esta receta para tu Super Cachorro, consulta con el veterinario qué opina al respecto ;) Recuerda que el veterinario puede verificar si la condición de tu perro puede mejorar con una receta blanda como esta si es necesario de otra intervención médica según sea el caso.

Precauciones

  • Esta receta NO no debe emplearse como una dieta completa. Recuerda que la buena nutrición de tu Super Cachorros se alcanza con cantidades grandes de proteína, además de vitaminas y minerales esenciales, si tu perro sólo comiera esto entonces perdería la oportunidad de nutrirse bien y comenzaría a enfermar lejos de estar mejor.
  • No uses ningún aceite, especias, condimentos ni sal al preparar esta receta, recuerda que esos son aditivos especialmente diseñados para humanos.
  • Elimina los depósitos de grasa de la carne que vayas a cocinar. Estos compuestos hacen que el páncreas trabaje más para digerir y esto puede provocar una inflamación de este órgano.
  • Consulta con un veterinario que sepa sobre las opciones de dietas que puedes darle a tu Super Cachorro. Investiga e indaga más acerca de los nutrientes que tu perro necesita de acuerdo con su etapa de vida. Pide información sobre cómo preparar recetas caseras que aporten beneficios en la dieta de tu perro, corrobora que las fuentes sean de confianza y seguras.
  • Si tu perro sigue con malestares y síntomas marcados, llama al veterinario de inmediato, si no estás seguro sobre el tratamiento o la mejora de tu Super Cachroro considera una segunda opinión, diagnóstico y tratamiento. Los perros (en especial los pequeños) pueden deshidratarse muy rápido si vomitan o defecan constantemente, por lo que es esencial que los mantengas muy bien hidratados para que puede superar la enfermedad cuanto antes. Mientras más se deshidraten, peores serán sus síntomas y empezarán a afectar a otros órganos, como los riñones.

Enlaces de Apoyo

Te recomendamos leer “¿Existen las mejores croquetas?

En Super Cachorros puedes aprender sobre alimentación canina e incluso te podemos ayudar a diseñar una dieta especial para cuando tu perro está enfermo. Si deseas ayuda escribe a nutricion@supercachorros.org para que un Guía Especializado en esa área pueda apoyarte.

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments