Proceso De Adopción

Proceso de Adopción y Adaptación

¿Cuántas veces has visto que un perro adoptado no logra adaptarse a su nuevo hogar? Tomar en cuenta el proceso de adopción y adaptación es de vital importancia. Lograr que un perro sea aceptado y acepte su nuevo hogar no es tarea de un día. A continuación te presentamos el protocolo ideal de presentación que idealmente deberá cubrirse en un mes:

El primer encuentro

Lo más recomendable en todos los casos de adopción es que los perros visiten la casa en la que serán insertados de manera paulatina. Primero ir de visita unas horas con la compañía de su rescatista, explorar un par de horas y salir, quizá recibir una botana de parte de la familia que lo acogerá.

La segunda visita

La segunda semana podrá ser de un paseo largo con la familia en compañía del rescatista.

Conociendo el nuevo hogar antes de vivir ahí

La tercera semana puede ir el adoptable al nuevo hogar, previamente la familia deberá esparcir premios y juguetes por toda la casa y dejar que el adoptable explore y encuentre todos los premios. En esta visita puede ir el rescatista sólo a dejarlo e ir por él y pasar un par de horas solo con la nueva familia.

El primer día en el nuevo hogar

La cuarta semana puede ir el rescatista a entregarlo a la nueva casa, llevar su cama y plato y el adoptable pasar el resto del día con ellos, dar un paseo relajante, quizá, si lo permite el perro, una sesión de masaje o cepillado y alimento (proporcionado por el rescatista), pero por la noche ir a su hogar de rescate. Esta visita es muy importante porque la familia podrá observar un poco más ampliamente cómo se comporta el perro en casa, y comentar las inquietudes con el rescatista. Dependiendo de la adaptación del perro, el rescatista y la familia decidirán si es prudente dejarlo ya en su nuevo hogar o hacer una quinta visita en la cual pasará la noche en la nueva casa.

Este proceso de introducción gradual al nuevo hogar es ideal para todos los casos, pero sobretodo para aquellos en los que el perro que sera dado en adopción muestra timidez, nerviosismo, miedo o desconfianza.

¿Qué esperar al adoptar a un perro?

Los adoptantes deben tener paciencia puesto que el periodo de adaptación de un nuevo perro, puede tomar entre 1 y 3 meses para completarse.

La Dra. Patricia McConnell, bióloga, etóloga y especialista en comportamiento canino habla de los “mágicos 3” y nos dice que podemos esperar cambios destacados en la conducta de un perro recién adoptado al tercer día después de haber llegado a casa, a la tercer semana y al tercer mes.

Lo primero que debemos considerar es que un perro adoptado, sea cachorro o adulto, ha pasado por una separación brutal ya sea de su madre y hermanos, de un entorno previo y posteriormente pasará por una segunda separación que es el cambio del albergue o lugar temporal hacia su nueva familia. Estos cambios a cualquier mamífero le ocasionan estrés agudo, por lo que debemos considerar que la conducta que observamos “hoy” cambiará de manera sustancial conforme el perro se vaya adaptando a su nueva vida. Conoce 8 secretos para educar a tu perro, aquí.

El día 3 en adelante

Es muy común que el primer día que el recién adoptado llega a casa e incluso el segundo día, muestre una conducta calmada y pensemos “qué tranquilo es”. Al tercer día suele haber un cambio pues el perro ya logra sentir mayor confianza y empieza a expresarse de manera más natural. Es aquí cuando va a empezar a relacionarse realmente con el nuevo entorno.

En las primeras semanas tenemos que ser pacientes ya que el perro podrá ir al baño en lugares inadecuados, morder objetos que no debe y estar más irritable.

Si el perro es nervioso o estamos trabajando una rehabilitación de miedos, podemos esperar timidez marcada y que se asuste con sonidos fuertes, movimientos inusuales o que evite entrar a ciertas partes de la casa.

El método de educación en positivo es el adecuado para todos los perros, pero lo es más aún cuando presentan traumas, huellas de maltrato o cuyo carácter tímido e inseguro puede resultar desconcertante para ambas partes.

La mejor forma de lograr una pronto adaptación de un super cachorro en su nuevo hogar es trabajando tanto su seguridad y confianza como la relación con la familia, quien será su responsable y familiar.

Plan de Trabajo

Lo ideal es que la familia que adopta, contemple llevar a cabo un plan de trabajo y bienestar integral con el perro. Un plan de trabajo ideal incluiría temas básicos de salud, de educación en positivo, de lenguaje canino, paseo, estimulación mental, vínculo afectivo y se realiza tras una visita en el domicilio pocos días antes de la adopción, con la finalidad de que cuando llegue a casa el adoptable, se cuente con todas las herramientas de trabajo y el entorno se adapte para su llegada. (Consulta los servicios de los Guías Super Cachorros, podemos ayudarte en tu domicilio o con asesoría a distancia vía skype)

Las herramientas básicas que se sugiere para recibir al nuevo integrante de la familia son:

  • Collar con placa de identificación
  • Pechera
  • Correa de 5mts
  • Plato de agua y comida metálicos
  • Un par de camas
  • Juguetes de peluche
  • Juguetes de morder
  • Juguete tipo Kong
  • Alimento
  • Un hueso de rodilla de res crudo partido en 4 piezas o más
  • Bolsa de premios
  • Premios

Lo que un perro necesita de forma constante e incondicional es:

  • Alimentación
  • Actividad física (paseo de una hora y ejercicio)
  • Actividad mental (ejercicios de olfato y retos)
  • Compañía (un perro no debería estar más de 4 horas solo)
  • Sueño (deben dormir al menos 16 horas diarias)
  • Contacto con otros perros
  • Sentirse parte de su familia (son seres sociales y como tales, no soportan estar aislados y mucho menos dormir lejos de su familia)

Adoptar es increíble

No importa si el perro es cachorro, si es adulto, si tiene miedo o problemas de conducta, lo que es realmente importante es el compromiso de la familia y el apoyo profesional que elijan para esta etapa de vida de la familia. Un buen plan de trabajo y el apoyo de un buen Guía harán la diferencia y ayudarán a que logres ver a tu perro brillar y expresar su verdadera personalidad.

Si como adoptante consideras que puede cubrir las necesidades reales de un perro, sólo te falta asesoría profesional para establecer un plan de trabajo y una rutina que se adapte a las necesidades de todos los integrantes de la familia. Esto hará que sea mucho más fácil para todos adaptarse al nuevo hogar y al cambio de rutina que representa tener un nuevo integrante en la familia.

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments