Obediencia Y Autocontrol

Obediencia Vs Autocontrol

Al momento de buscar la opción adecuada para la educación de nuestro perro podemos encontrar muchas opciones de escuelas de adiestramiento. Generalmente en estos lugares se ofrecen paquetes de obediencia básica. ¿Y a qué se refiere ese término? Este tipo de adiestramiento suele enseñar a los perros determinados ejercicios que deberán ejecutar inmediatamente al recibir la orden.  

Hay una enorme cantidad de ejemplos, sin embargo, los considerados ejercicios de obediencia básica como tal, suelen ser “sentado”, “echado”, “quieto” y “caminar junto”. Visita este enlace para conocer lo que todo perro debe saber. Ahora analicemos un poco ¿por qué creemos que los perros nos deben obedecer?

Obediencia, ¿será natural que un perro sea obediente?

Es común que quienes vivimos con perros hayamos hablado alguna vez de lo (des)obedientes que pueden llegar a ser, pero, ¿a qué nos referimos con ello? Solemos decir que un Super Cachorro es obediente si sabe dar la patita y desobediente si decide salir corriendo cuando debería estar sentado. ¿Estamos usando bien la palabra “obediencia” en estos casos? ¿Es necesario que nuestros perros sean “obedientes”? Para entenderlo profundicemos un poco.

La obediencia es lo que caracteriza a un individuo acostumbrado a obedecer, que en términos humanos esto significa respetar, acatar y cumplir la voluntad de una autoridad o de quien manda.

En el caso de nuestros perros, ser “obedientes” suele referirse a la obligación de realizar ciertas acciones, y esto implica la subordinación de la voluntad individual del perro a una figura de autoridad: el individuo debe acatar las órdenes, simplemente hay que respetar la autoridad.

La omisión de esta obligación será el fracaso de la obediencia. Con esta postura se reprime la creatividad y el desarrollo de la personalidad de nuestros perros ya que entra en juego la creencia de que el humano tiene que ser el líder de la manada o el alfa/dominante.

En este sentido, tener a un perro “obediente y sumiso” no tiene sentido, ya que en realidad nuestros Super Cachorros no necesitan ser domesticados como si fueran lobos salvajes ni necesitamos dominarlos para poder insertarlos en nuestra familias.

Dominancia ¿realidad o ficción?

Querer adoptar una postura dominante o alpha frente a los perros es una conducta inadecuada que proviene de un conjunto de creencias difundidas a partir de los años 40 que se originaron a partir del estudio de lobos en cautiverio. Lo más curioso es que los estudiosos que las formularon se han retractado y apuntan a la incorrección de dichos estudios.

En la actualidad, estudios realizados en lobos salvajes han permitido conocer que la estructura social de los grupos es más sofisticada que un simple sistema de jerarquías. No hay alfa ni dominante en el sentido en que se ha popularizado.

Por ello, no es adecuado utilizar estas teorías obsoletas en la convivencia y educación de nuestros perros. Para aprender más sobre este tema inscríbete a nuestro #Webinar #Gratuito “¿Los perros quieren dominar el mundo?“.

Si bien estas anticuadas ideas parecen desvanecerse poco a poco del ambiente canino, la mayoría de las escuelas de obediencia aún se basa en ellas y decide utilizar métodos aversivos (herramientas que generan estímulos desagradables y dolorosos para el perro) para controlar los supuestos impulsos dominantes.

  • Estas escuelas no suelen interesarse en educar, sino solamente condicionar a los perros para recibir órdenes, como lo harían máquinas sin sentimientos ni emociones. 
  • El entrenamiento de este tipo se basa en la comunicación de una sola vía, en el cual la persona se encarga de emitir las órdenes y el perro de ejecutarlas.
  • Respecto al uso de herramientas aversivas como el collar de ahorque (llamado collar de entrenamiento para disimular), collares de picos e incluso de toques eléctricos, claramente no está planeada para establecer un vínculo de comunicación alguno entre perro y humano, sino simplemente condicionar al perro a cumplir los deseos de la persona.

Estos métodos de castigo se basan en el aprendizaje por evasión, lo que significa que la conducta se moldea al castigar el error: el perro aprende a evitar estímulos que le ocasionan dolor o desagrado, realizando “correctamente” el ejercicio.

¿Te imaginas tener que aprender a realizar un salto mortal cuando te ahorcan cada vez que te equivocas?

En algunas escuelas también combinan el uso de collar de ahorque y premios, sin embargo esto puede resultar confuso para nuestro perro, imagina tener que tragar un delicioso trozo de salchicha con el cuello adolorido por los jalones. Si deseas que tu perro te haga caso y prefiera estar a tu lado, lo ideal es que no le provoques dolor ni miedo. Conserva solamente la idea de darle los premios.

Si no buscamos la obediencia ¿entonces qué?

¡Una buena educación para poder ser buenos maestros! La obediencia no debe sustituir a la educación, pues ésta es la clave para realizar cambios intelectuales, emocionales y sociales en nuestros perros. De esta forma podrán vivir dentro de nuestra sociedad sabiendo comunicar y entender a los de su especie y a nosotros.

La educación a través de la buena comunicación y motivación es básica para cualquier individuo, ya que permite desarrollar la capacidad cognitiva, volviéndolo creativo, señalando qué cosas sí queremos que se repitan y qué otras no queremos que vuelvan a suceder.

La educación consiste en abrir una vía de comunicación para enseñar habilidades funcionales a nuestros perros, como “sentado”, “echado”, “quieto” (las mismas habilidades que en el adiestramiento tradicional). La diferencia radica en que, en lugar de castigar el error, nos enfoquemos en motivar las conductas deseadas.

Este enfoque se basa justo en lo contrario que aquél que castiga, debemos concentrarnos en premiar el acierto e ignorar el error y de esta manera generar la participación de nuestros Super Cachorros, en lugar de solamente hacerlos obedecer.

Para realizarlo necesitarás una bolsa con muchos de sus premios favoritos. Cuando te encuentres enseñando a tu Super Cachorro las instrucciones que deseas que aprenda a responder, deberás de obsequiarle un sabroso premio cada vez que las realice correctamente. Si no lo hace, simplemente intenta de nuevo. Tu Super Cachorro se sentirá interesado por obtener premios y buscará la manera de lograrlo.

En este enlace puedes encontrar sugerencias para enseñarle a tu Super Cachorro los ejercicios “sentado” y “echado” de manera que estrechen el vínculo entre ustedes y estimules su mente.

Lo que necesitamos enseñar es control de impulsos

Sería útil dejar  de llamar “obediencia” a los ejercicios que de hecho son de gran utilidad en la vida del perro y para la nuestra.

Cuando enseñamos a nuestros perros lo que conocemos como “obediencia básica” estamos realmente enseñándoles a controlar sus impulsos.

Estos ejercicios les permiten a nuestros perros estimular su mente y aprender a controlarse en situaciones donde resulta importante que lo hagan (como detenerse antes de cruzar alguna calle). Dejar de relacionarlos con la obediencia y comenzar a asociarlos a la educación y estimulación de nuestros Super Cachorros puede hacer la diferencia en la manera en que ellos son tratados y entendidos como parte de nosotros.

Es importante que nos involucremos en los procesos de aprendizaje de nuestros perros, debemos crear asociaciones positivas y dejar atrás los castigos y demás métodos que descartan su bienestar.

Qué sentido tiene que tu perro se siente, permanezca quieto o camine junto a ti

Si a esto respondemos “para que aprenda a ser obediente, a respetarme y estar atento a mis órdenes”, hace falta volver a leer con más atención este artículo.

Como mencionamos, estos ejercicios son importantes porque nos ayudan a asegurar el bienestar de nuestros perros. Si fomentamos la educación considerando los procesos de aprendizaje de nuestros perros a través de la motivación, estaremos fortaleciendo el vínculo afectivo que compartimos con ellos y así, les mostraremos la manera adecuada de comportarse en el salvaje mundo humano.

En humanos, el control de impulsos es lo que nos permite vivir en sociedad, conocer los límites entre lo posible y lo prohibido, lo que nos hace pensar las cosas antes de cometer una atrocidad, en fin, es el límite que nos permite convivir. Del mismo modo, para los perros, es necesario enseñarles a controlar su instinto, evitar accidentes con elementos no naturales, como son los autos y avenidas, debemos enseñarles a comportarse de una manera aceptable en nuestra sociedad sin dejar de tomar en cuenta su naturaleza, sus necesidades y la libertad que como especie requieren.

Enseñemos con interés y consideración

Estos métodos alternativos al castigo necesitan de tu compromiso y trabajo para ser efectivos. Tu interés en la educación de tu Super Cachorro es esencial y no debería de ser de otra manera. Después de todo, tú eres el único responsable en formarlo como un perro sano y bien estimulado. Es necesario poner nuestro interés en la educación canina para así poder elegir conscientemente los métodos que utilizaremos para el aprendizaje de nuestros perros.

Es vital que elijamos siempre métodos sin castigo ni opresión.

Ahora más que nunca los perros necesitan nuestra guía y debemos dejar falsas creencias sobre líderes, que nosotros les hemos impuesto. Es momento de informarnos y comenzar la verdadera comunicación y educación canina. Paciencia, motivación y consideración es lo que necesitamos para dar el primer paso para así dejar atrás los jalones, gritos, ahorques y todo el daño físico y psicológico que éstos dejan.

Que tu Super Cachorro y tú puedan entenderse gracias a una buena vía de comunicación basada en el trabajo que ambos han realizado con esfuerzo y cariño ;)

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments