Screen Shot 2016 09 27 At 10 41 13 Pm

¡Nunca lo abandones!

¿Sabías que el 70% de los perros callejeros en México alguna vez tuvieron un hogar?

Cuando llega un cachorro a casa, todos enloquecemos, morimos de ternura, estamos pendientes de él, nos encanta verlo dormir y correr tras él mientras lleva en el hocico los objetos que nos roba para jugar, jugamos y gritamos al sentir sus mordidas, y todos estamos muy pendientes de él.

El problema es que todos los cachorros crecen, se vuelven más inquietos, muerden cuanta cosa se encuentran en su camino, comienzan a manifestar su verdadera personalidad. Sus demandas de atención son mayores, comen más y duermen menos y si no comenzamos a educarlos, en la adolescencia serán un verdadero desastre.

La mayor incidencia de abandono en las calles se da precisamente en la adolescencia, cuando el cachorro ya no es tan tierno como juguetón, cuando puede salir de casa corriendo con tal de irse a jugar y entonces corremos el riesgo de que se pierdan y nunca vuelvan a casa. Tener un perro adolescente es un verdadero reto cuando no hemos llevado un método de educación adecuado.

Pero no todo el abandono se traduce en dejar a un Super Cachorro amarrado a un árbol. Existe el abandono en casa y es tan cruel como el primero. Cuando el cachorro ya creció y ya no es fácil sacarlo a pasear, entonces de pronto dejamos de tener tiempo para él, dejamos de comprarle juguetes y nuestra interacción se reduce a regañarlo porque hizo sus necesidades dentro de casa o porque rompió algo que no debía. Por supuesto que esto tiene un impacto emocional tanto en el perro como en la familia, cuando tener perro deja de ser una alegría y se convierte en una obligación que nadie quiere asumir.

Si tu Super Cachorro hace dentro de casa es porque no has tenido tiempo y calma suficiente para enseñarle o porque no tuviste tiempo para sacarlo a que se desahogara fuera. Piensa si no es cruel dejar a un niño sin permiso de ir al baño y después regañarlo porque se hizo.

Los seres humanos somos seres sociales, tenemos amigos con los que platicamos, nos enviamos mensajes, quedamos para un café, asistimos a la escuela y al trabajo; tenemos muchas formas con las cuales podemos entretenernos. Los perros también son seres sociales, que necesitan contacto con otros individuos de su especie y con los humanos con los que viven. Si no cubrimos esta necesidad, tendremos un Super Cachorro frustrado, ansioso y muy probablemente con problemas de conducta. A la larga, este estado emocional puede ser tan devastador que tu Super Cachorro puede caer en depresión y morir muy triste.

El abandono en las calles también es un problema serio, la diferencia es que éste sí se ve y las instituciones hace algunas cosas para evitar el problema porque implica la salud pública y la imagen de nuestras ciudades.

Cuando tengas un Super Cachorro, pregúntate ¿tengo tiempo para mi perro?, ¿estoy dándole la actividad que necesita?, ¿estoy consciente de la etapa de vida por la cual está pasando y soy congruente con mis exigencias?, ¿estimulo su mente?, ¿estará aburrido?, ¿estará triste?, ¿le hago saber cada día que nunca lo abandonaré?

Si contestaste alguna de estas preguntas con un NO definitivamente hay algo que puedes hacer.

Piensa en él como uno más de tu familia, considéralo, cubre sus necesidades, comparte tu tiempo con él y compartan nuevas experiencias.

Quiérelo siempre, porque SIEMPRE SERÁ UN SUPER CACHORRO. ¡ÉL NUNCA LO HARÍA, NUNCA LO ABANDONES!

Campañas contra el abandono. 

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments