¿Mi perro puede sufrir arritmia?

Así como las personas, los perros también pueden sufrir enfermedades cardíacas. Cuando los problemas cardíacos son diagnosticados y atendidos a tiempo, pueden ser superados con éxito. En esta ocasión hablaremos de un padecimiento un tanto común: arritmia cardíaca. Una arritmia es la variación del ritmo regular de los latidos cardíacos. La contracción de las fibras del corazón depende de una descarga eléctrica que se origina en una zona especial (el marcapasos natural) y recorre una trayectoria determinada. Si este sistema de conducción presenta anomalías o si la contracción se origina por la descarga de otra zona, entonces se generan arritmias.

Este padecimiento puede ser ocasionado por distintos factores: predisposición genética, la edad, raza, tamaño o hábitat. Un especialista puede diagnosticar y determinar si tu perro padece de arritmias o fallas cardíacas, pero también en una consulta general con el veterinario se puede realizar un simple examen para detectar si existen algún problema en el corazón de tu Super Cachorro. Pídele siempre al veterinario que por favor escuche su ritmo cardíaco y cuente las pulsaciones por minuto.

Es común escuchar testimonios cómo ¡por fin a mi perro se le ha bajado la energía a sus 8 años de edad! lo que el dueño no advierte es que posiblemente su Super Cachorro senior o incluso adulto supuestamente “tranquilo”, ha modificado su ritmo de vida por la imposibilidad de llevar a cabo las actividades que desarrollaba anteriormente, ni más ni menos que por una falla cardíaca.

Algunos síntomas o señales de alerta que nosotros como Super Dueños podemos detectar a simple vista son:

  • Dificultad al respirar
  • Fatiga excesiva
  • Intolerancia a la actividad física
  • Cianosis: una coloración azulada de la piel o de las membranas mucosas que generalmente se debe a la falta de oxígeno en la sangre).

Es super importante y recomendable que a partir de los 4 años de edad, programes una revisión cardíaca para tu Super Cachorro cada 6 meses. Y cada año a partir de la edad mencionada, le practiques una placa de tórax, un electrocardiograma, un análisis de sangre y dependiendo del hábitat donde vivan, un test de Dirofilaria o Gusano del Corazón (Este es para detectar el desagradable parásito que reside en el corazón del huésped dando manifestaciones de insuficiencia cardíaca, patología muy común en perros que viven o vivieron en zonas húmedas o tropicales.)

No te pierdas el artículo: ¿”Gusano del corazón?“.

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: