Ardilla Perro Insert

Mi perro persigue ardillas

Ardillas: roedores incansables… tu Super Cachorro podrá verlas pero jamás atraparlas; son rápidas, y siempre están listas para escapar. Y te preguntarás ¿por qué tanto alboroto por una ardilla? ¿Qué sucederá si algún día tu Super Cachorro atrapa a una?

Mi perro persigue ardillas

Es nuestra responsabilidad estar al pendiente de nuestros Super Cachorros y evitar a toda costa un enfrentamiento entre ambas especies (perro-ardilla). Para lograrlo necesitamos entender de donde viene tan dispareja relación.

La verdad es que los perros no “odian” a otras especies, eso quiere decir que no existe rechazo hacia otra criatura en particular, incluyendo ardillas y gatos. Eso es  un hecho. Lo que realmente existe es un instinto-latente predatorio, algo que existe dentro de nuestros Super Cachorros debido a sus ancestros, algo que los empuja ha perseguir animales pequeños, rápidos y escurridizos.

Se podría considerar una característica singular, un instinto que prevalece con mayor intensidad en ciertos perros debido a su herencia genética. Muchas razas de perros fueron criadas para apoyar al humano en ciertas tareas específicas que han reforzado esos instintos o impulsos predatorios, como los perros pastores que pastorean rebaños, los perros cobradores que recobran presas durante la cacería, los perros cazadores como los terriers que persiguen y atrapan presas pequeñas que se esconden en madrigueras bajo al tierra, etc.

Si un perro con alta predisposición a “perseguir/cazar” no es socializado y educado correctamente a temprana edad, será muy propenso a desarrollar problemas de conducta que impliquen la persecusión y obsesión constante y/o excesiva hacia otras especies como ardillas, roedores, gatos, pájaros, e incluso también otros objetos que se mueven como: bicicletas, niños corriendo, autos, motos, patientas, etc.

¿Por qué debemos impedir que nuestros Super Cachorros persigan ardillas o gatos?

No es sano. Esta conducta genera ansiedad, pues la “atrapada” jamás sucede —o casi nunca. Eso quiere decir, que de encuentro a encuentro la energía se acumula junto con las ganas de atrapar, y esto generará más ansiedad y desperación por lograr la atrapada la próxima vez. Si nuestro Super Cachorro alcanza esos niveles de ansiedad, el día que llegue a encontrarse con una ardilla o un gato en estado indefenso sin posibilidades de correr o escapar, las probabilidades de que las cosas terminen mal serán muy elevadas (entiéndase “terminar mal” como -morder y matar- a la presa). Eso dará como resultado una relación entre especies fracasada, por falta de límites y falla nuestra. Recuerda que tu Super Cachorro necesita de ti para saber cuando detenerse.

Permitir que un perro “persiga” animales o cosas sin control, puede resultar peligroso tanto para él como para las personas que lo rodean. Si persigue gatos, un gato puede llegar a atacarlo (es muy común que los perros pierdan algún ojo por el ataque de un felino), si persigue autos o motocicletas puede ser arrollado con facilidad, si persigue niños puede lastimarlos e incluso morderlos… y así sucesivamente.

¿Cómo podemos evitarlo?

Lo primero es darle a nuestro Super Cachorros actividades que le permitan satisfacer su necesidad de “perseguir” y “atrapar”. El juego con pelotas y frisbees es una excelente opción. Para perros a los que además de atrapar les gusta “sacudir y desgarrar”, entonces debemos darles juegos en donde puedan realizar esas actividades de manera segura. Juegos como “jalar la trenza o el trapo” y juguetes que pueda morder y romper, son muy buenas opciones.

Otra actividad que le ayudará a nuestro perro a controlarse, es enseñarle a “tomar” y “soltar”. Aprende cómo lograrlo aquí.

Una nota adicional…

Si hablamos de convivir con gatos con perros adultos que jamás han convivido con uno, se necesita una presentación adecuada que será la clave para su relación. DESCUBRE LA CLAVE PARA LOGRAR UNA RELACIÓN EXISTOSA ENTRE PERROS Y GATOS <<AQUÍ>>

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments