Perra Y Celo

Mi perra y el celo

En Super Cachorros, por los estudios que hemos consultado, consideramos que no es necesario cruzar a las perras, recomendamos la esterilización a temprana edad y sobre todo, consideramos que es importante crear una conciencia de esterilización en la población puesto que muchos de los problemas que afrontamos en las ciudades, tanto la sobre población canina, como algunos problemas de conducta, se deben a la cruza indiscriminada de perros.

Tener una perra en celo no sólo implica que debas cuidarla de una monta indeseada sino estar consciente que las hormonas que tiene en ese momento alterarán a todos los demás perros (y perras) de su entorno, habrá más peleas, perros perdidos, cambios en su conducta y ella quizá no la pase nada bien.

Sin embargo, consideramos también importante que conozcas cuál es el proceso por el cual está pasando tu perra cuando se presenta el celo.

El primer celo aparece entre los seis y los quince meses de edad. En las razas más grandes el celo puede tardar más en aparecer que en las razas pequeñas. El momento exacto de la llegada de la primer etapa de celo varía de una hembra a otra. Las perras tienen dos periodos de celo al año que suceden generalmente cada seis meses (intervalos de 5 a 8 meses). Cada periodo tiene una duración de entre 2 y 3 semanas.

El ciclo sexual de una hembra está compuesto por dos fases: La de celo y la de diestro (esto es cuando están en celo y cuando no).

Como lo mencionamos anteriormente, el celo tiene una duración de 2 a 3 semanas y se divide en dos etapas: proestro y estro.

Proestro (duración 5 a 10 días) indica el principio del celo.

En esta etapa podremos apreciar cambios de conducta, ánimo y falta de apetito. La vulva (genitales externos) empieza a inflamarse y a verse más rosada. En esta etapa empezará el sangrado. No todas la perras gotean grandes cantidades de sangre, a veces es difí­cil notar las manchas ya que ellas mismas se lamen y limpian constantemente. Esto ocasionará un olor característico en el ocico de la perra. Durante esta etapa los machos identifican el celo. Intentarán montar a las perras pero no es una etapa donde se encuentren receptivas, de hecho se pueden comportar más irritables de lo normal y eso puede ocasionar riñas.

Estro (duración 5 a 10 días) el final del celo.

El estado de ánimo de las perras y su conducta comienzan a regresar a la normalidad. En esta etapa dejará de sangrar por completo y es cuando más CUIDADO se debe tener, pues es la etapa de fertilidad y receptividad de las hembras. Los machos serán insistentes y estarán encima de ellas todo el tiempo. Si en casa hay más de dos machos, puede haber peleas por la hembra. Los perros del vecindario empezarán a aullar y a buscar a la perra en celo. Si por algún motivo tu Super Cachorra sale de casa sin supervisión o sin correa, corre el grave peligro de quedar preñada de inmediato. Si en casa hay machos y no deseas que se crucen, lo ideal es hospedar al macho en casa de algún familiar o amigo o en una guarderí­a. De lo contrario estará muy inquieto y sería muy difí­cil mantenerlos separados. Necesitarán vigilancia constante.

A partir del primer celo las hembras se consideran adultas y fecundables. Sin embargo no es recomendable que se crucen al primer celo ya que es demasiado joven para asumir una gestación y tanto ella como los cachorros corren riesgos. Lo ideal es esperar hasta los 2 años y medio para cruzarlas, así­ ya habrán alcanzado la madurez en todos los aspectos. Cruzarlas antes de los dos años y medio representa un riesgo enorme tanto para le hembra como para los cachorros. Por otro lado, cruzarlas después de los 6 años también representa un riesgo mortal para la madre y su camada. Las perras no pasan por el periodo de menopausia por lo que durante toda su vida tendrán el ciclo sexual completo.

Si una perra no es cruzada ni una sola vez en su vida, esto no tendrá ningún efecto negativo en su salud. Aunque algunos veterinarios recomiendan que las hembras se crucen al menos una vez, debemos pensar qué será de los cachorros y en el desgaste físico y emocional por el que pasará la mamá. NO temas, esterilizarla sin que tenga crías no le hará ningún mal.

Recuerda que UNA CAMADA ANTES DE LOS DOS AÑOS Y MEDIO tanto como una camada después de los 6 años representa riesgos graves para la perra.

SI TU PERRA NO ESTÁ ESTERILIZADA, OJO CON:

Si deseas saber ¿qué onda con la esterilización? Haz CLICK aquí­.

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: