Los residentes de Fukushima

Keigo Sakamoto, residente de la prefectura de Fukushima, en Japón, ha permanecido en ese mismo lugar apesar de la evacuación que el gobierno Japonés realizó en el año 2011, debido a la amenza que presentaba y sigue presentando el complejo nuclear de Fukushima Daiichi.

Keigo decidió quedarse en la ciudad de Fukushima, sacrificando su futuro para dedicar su vida a rescatar-cuidar de todos aquellos animales que quedaron abandonados durante la evacuación por la alta actividad radioactiva.Los residentes de Fukushima

Sakamoto se ha convertido literalmente en el último habitante de Fukushima, acompañado por más de 500 animales entre los que hay perros, conejos y aves. Sale del recinto dos veces por semana a la ciudad más cercana para proveerse de alimentos para él y sus animales, y el gobierno le ayuda económicamente para poder abastecerse.

“Yo soy la única persona que vive aquí, el único que queda por la noche en el interior de este área. Si me hubiera ido, ningún animal habría sobrevivido” – Keigo Sakamoto hizo esta declaración durante una entrevista para Reuters.

Keigo Sakamoto (58), holds Atom one of his 21 dogs and over 500 animals he keeps at his home in the exclusion zone near Naraha

lollitop_016_japan's_nuclear_exclusion_zone94785692462745345

pb-131003-fukushima-dogs-da-01.photoblog900

pb-131003-fukushima-dogs-da-02.photoblog900

Durante estos dos años, Keigo Sakamoto ha vivido en una zona con elevadísimos niveles de adioactividad, junto a sus 500 compañeros. Todos ellos viven y corren peligro debido a a zona en donde se encuentran.

La historia de Keigo Sakamoto ha estado presente desde sus inicios (2011), y desde entonces ciertos distintos medios comunicación han formado a cadena de ayuda para que el mensaje llegue a todos en el mundo. ¡Si te interesa apoyar a nuestros hermanos de Fukushima, puedes hacer tu aportación. Checa toda a info para hacerlo AQUÍ!

Nota adicional:
El año pasado (2013) durante el mes de Octubre, Keigo afirmó con seguridad, nuevamente, que él jamás dejará Fukishima y ni mucho menos abandonaría a su enorme familia; a los seres que dependen de él y merecen vivir al igual que todos en este planeta. Sin Keigo todos estos individuos estarían en condiciones terribles a borde de a muerte o peor aún sin vida alguna.

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: