Los Perros Y Los Celos

Los perros y los celos

¿Alguna vez te ha pasado que tu Super Cachorro le ladra a alguien que se te acerca, sea humano u otro perro? Es normal que la causa de estas conductas sean los celos.

Que un perro le gruña a los demás cuando está muy cerca de ti o que no permita que alguien se siente en el mismo sofá, son escenas comunes en casas donde hay más de un perro .

No nos quieren dominar

Los entrenadores de la vieja escuela podrían decirnos que es porque ese perro es dominante y que tienes que imponer tu jerarquía para que eso no suceda.

Este término está en desuso, puesto que estudios recientes han demostrado que los perros NO NOS QUIEREN DOMINAR, aprende más en nuestro seminario gratuito “Los perros ¿quieren dominar al mundo?”. Entonces, descartemos este argumento para tratar de entender.

Qué sucede con los celos si no es un asunto de jerarquía

Dando por hecho que los animales (entre los cuales nos incluimos) tenemos sentimientos y actuamos en gran medida guiados por ellos, podemos delimitar una gama de sentimientos según el nivel de raciocinio de cada especie.

Los humanos tenemos una gama muy amplia de emociones y sentimientos, por ejemplo, un perro no puede sentir culpa (lee sobre la mirada culpable), pero sí puede tener emociones básicas como el enojo, el amor, la felicidad y…

Los celos

Los celos son una mezcla de varias emociones:

  • disgusto
  • enojo
  • inseguridad
  • y envidia son solo algunas de ellas.

Cuando estás cerca tu Super Cachorro, él siente amor y seguridad, pero basta con que un perro intente acercarse a nosotros para que ese amor se convierta en enojo y la seguridad en desconfianza.

Tiene miedo a perder nuestra atención y el lugar que lo hace sentirse seguro y por ello ladra y lanza mordidas a todo aquello que amenace su bienestar.

Es común que los perros que muestran escenas de celos sean perros nerviosos, miedosos, inseguros, ansiosos, que no tienen suficiente control de impulsos y que fácilmente dejan que sus emociones se desborden.

Pero si este es el caso de tu perro, no te preocupes, aún puedes ayudarlo.

Cuándo puede sentir celos un perro

Presentaremos algunas situaciones comunes en las que se presentan los celos y más adelante te orientaremos sobre cómo corregir esta conducta.

  1. Otro Super Cachorro se acerca a ti y lo acaricias

Típico, que quieres acariciar al nuevo cachorro que llegó a jugar al parque y tu Super Cachorro no soporta la idea de que un tierno cachorro pachón y gracioso le robe tu atención. Tu Super Cachorro debe saber controlar su emoción y saludar también al cachorro de manera relajada y tranquilamente sin regaños.

  1. Un humano se acerca a ti mientras tu Super Cachorro está en tus piernas o en el mismo sillón

Es una de las expresiones de celos más peligrosas, ya que puede provocar mucha gracia y curiosidad que un diminuto chihuahua muestre los dientes, gruña, ladre y muerda a alguien que se te acerca, pero si el perro es grande las cosas cambian.

Recuerda que las conductas agresivas escalan fácilmente y si consentimos que un perro agreda a un humano, sin importar el tamaño del perro, estamos siendo irresponsables y poco previsores.

Una mordida de tu perro puede llevarte a problemas muy graves que incluso pueden terminar con la vida de tu Super Cachorro.

Si tu perro presenta esta conducta, no lo regañes, no le pegues y sobre todo, no lo permitas.

  1. Llega un nuevo integrante de la familia

Si tienes pensado integrar a otro perro a la familia, lo ideal es que lleves a cabo una presentación previa.

Es posible que los primeros días tu Super cachorro se muestre molesto, triste o enojado, esto sin duda es por celos y por inseguridad, no sabe qué pasará ni por qué hay otro perro en su territorio y además ¡Tú lo permites!

  • Es muy importante que el nuevo integrante respete los espacios y las pertenencias del perro que lleva más tiempo en la familia.
  • Asegúrate de tener camas, platos y juguetes nuevos para cuando llegue a casa, así le enseñaras que debe respetar las cosas que no son tuyas.
  • Evitarás muchos problemas si estableces este límite por antigüedad desde el principio.

Si el nuevo integrante es un bebé humano, la interacción debe ser observada siempre, tu perro debe entender que el bebé es delicado y que deben respetarse mutuamente. Aprende más sobre perros y niños aquí.

Cómo combatirlos

Primero que nada tienes que hacer un auto análisis y responder con sinceridad:

  • ¿eres una persona celosa?, ¿insegura?, ¿te halaga que tu perro te “proteja”?;
  • Si tu perro te pide atención de este modo, ¿lo logra el 100% de las veces? Todas estas son actitudes que no ayudan con el problema, sino que lo alimentan totalmente.

Para ayudar a tu perro con su problema de celos, lo primero que tienes que hacer es incrementar su seguridad, su confianza hacia ti y sobre todo, mejorar la comunicación.

Hacerle saber por medio de una recompensa que está bien si un perro o un humano se te acerca y él está en calma. Ejemplos:

  • Están viendo una película y él está sobre ti, se acerca otro de tus perros y él le gruñe. Lo que tienes que hacer es IGNORARLO TOTALMENTE, levantarte del sillón y dejarlo abajo unos minutos, poco a poco y con constancia lograrás que él entienda que si gruñe te irás.
  • Cuando esté cerca otro perro en el parque por ejemplo, felicítalo por saludar tranquilo, dale premios a tu perro si el otro perro se acerca, así sabrá que si un perro se acerca a ti tú no sólo le das atención sino algo delicioso y así aceptará con gusto la cercanía.

Ve en este video algunas recomendaciones de Victoria Stillwell, una experta en comportamiento canino:

 

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments