Inyectaron a mi perro

Tu Super Cachorro se enferma, lo llevas al veterinario, lo revisan y sin mucha meditación, el médico decide inyectarlo. Después te comenta “Listo. Ya está. Tráigalo pasado mañana para una segunda inyección.

Confiar en el veterinario y aceptar la “inyección” sin más cuestionamientos, es una tendencia que a la mayoría de nosotros nos sucede. Quizá tenemos dudas pero confiamos “a ciegas” en lo que el médico veterinario indique.

Sin embargo, es indispensable que antes de que permitas que inyecten a tu Super Cachorro preguntes con detalle lo siguiente:

  • ¿Cuál es su diagnóstico doctor?
  • ¿Cómo cree que sucedió (cuál es el origen del problema)?
  • ¿Qué medicamento le aplicará?
  • ¿Hay otra opción de medicamento?
  • ¿Por qué inyectado?
  • ¿Qué efectos secundarios puede presentar?
  • ¿En cuántos días debo notar mejoría?
  • ¿El medicamento tiene alguna contraindicación?

Siempre pregunta antes de que inyecten a tu perro. Esto es sólo una llamada de alerta, un recordatorio para que no tomemos a la ligera la medicación de nuestros perros. Lamentablemente hay muchas personas que no ejercen su profesión como veterinarios de manera ética y comprometida, y solamente “inyectan” perros a diestra y siniestra.

Pregunta, vuelve a preguntar y cerciórate de cada detalle. Si algo no te da buena espina o no estás convencido del diagnóstico ¡busca una segunda opinión!

NOTA IMPORTANTE: Si tu perro está bajo tratamiento y no percibes la mejoría prometida y/o esperada, busca una segunda opinión. La espera por una “falsa mejoría” puede resultar fatal.

PREGUNTA Y SI DUDAS ¡BUSCA UNA SEGUNDA OPINIÓN! :)

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments