Screen Shot 2018 02 02 At 3.43.28 P.m.

¿Entiende mi perro cuando le digo “NO”?

Fotografía: Sue Deutscher

¿Sabes qué significan las siguientes palabras?

Hund, Qen, Pas, Txakur, Gos, Ci, Kutya

Quizá te suenan a palabras inventadas, pero no lo son, todas ellas son la palabra “Perro” en los idiomas danés, albanés, croata, euskera, catalán, galés y húngaro.

Esta información puede ser que la tengas si has estudiado alguno de estos idiomas, pero si no es el caso, ¿qué pasaría si llegas a una casa donde no conoces a nadie y comienzan a decir estas palabras?, ¿entenderías de qué hablan?

Algo similar pasa con los perros cuando queremos que entiendan lo que les decimos.

Antes que nada, debemos tener bien claro, qué es la comunicación

Para que dos individuos puedan entenderse debe haber un lenguaje común. Puede haber emisor, receptor y mensaje, pero si no hay un lenguaje en común, el mensaje no podrá ser recibido. Esto pasa cuando le hablamos a nuestro perro con palabras que no le hemos enseñado.

Cuando decimos NO, lo que el perro entiende es NO, pero no sabe qué significa.

Puede ser que reaccione y deje de hacer lo que estaba haciendo por el tono en el que se lo decimos.

Funciona como una llamada de atención, pero no está entendiendo qué significa. Cuando decimos demasiadas veces ese NO, la palabra deja de tener sentido y deja de surtir efecto.

No es necesario regañarlo ni gritarle, basta con entenderlo y establecer una línea de comunicación efectiva para lograr que él también nos entienda.
Lo primero para comenzar es observar cuántas veces y en qué circunstancias decimos o gritamos ese “NO”.

Quizá nos demos cuenta que lo usamos demasiado y que a veces no es necesario usarlo. Si te das cuenta que usas esa palabra cuando tu perro está haciendo algo que no debe, piensa en satisfacer esa necesidad con algo que sí pueda hacer. Por ejemplo:

  • Si está jugando con tu zapato no sólo le grites y quites el objeto, sustitúyelo por algo que sí pueda morder como un peluche o una trenza de hilos.
  • Si está buscando comida del piso en el paseo, no esperes a que encuentre algo y después le grites que no lo haga. Anticípate y lleva premios contigo, cuando veas que ha encontrado algo, dile suavemente “deja eso” y ofrécele un premio dirigiéndolo lejos de lo que está tirado.
  • Es un cachorro y no logras enseñarle dónde debe ir al baño. No le grites que NO, lee este artículo para aprender cómo lograrlo.

Estos son sólo dos ejemplos.

Para tener una asesoría personalizada con respecto a lo que quieres lograr con tu perro escribe a guias@supercachorros.org y un Guía certificado te ayudará (el guía te indicará el costo de su consulta).

Recuerda: para educar a tu super cachorro, no es necesario que le hagas saber quién manda sino que le demuestres que lo entiendes y que te hagas entender.

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments