Elotes, duraznos y otras cosas…

Hay muchas frutas y verduras que podemos darle a nuestros Super Cachorros y que además de aportarles vitaminas y nutrientes, les encantarán. Sin embargo, muchas de esas frutas y verduras, tienen huesos y semillas que pueden resultar muy peligrosas si nuestros perros llegan a tragarlas.

Al tratarse de huesos y semillas grandes como los del mango podrían llegar a ahogarse o sufrir una obstrucción intestinal total o parcial.

Además del tamaño, otra característica que debemos tomar en cuenta es la porosidad del hueso o semilla. La porosidad de la semilla de durazno hace que éste se adhiera rápido y fácil a las paredes del intestino. Igualmente sucede con los olotes (lo que queda después de que te comes todos los granitos de un elote). La textura, el tamaño y los poros, lo convierten en arma mortal ya que se adhiere a las paredes del intestino y además lo bloquea.

Algunas semillas como las de la manzana y la pera, contienen arsénico y si un perro se las come con regularidad puede sufrir intoxicación gradual o incluso reacciones alérgicas severas.

Antes de compartir algún alimento con tu Super Cachorro detente a pensar un minuto y analiza sus características y propiedades ;)

Consulta los siguientes enlaces para aprender más…

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments