Dolorfantasmainsert

Dolor fantasma

Aunque el título de esta publicación suene algo “fantasmagórico”, en realidad no se trata de algo paranormal, sino de un problema físico real del cual numerosos perros son víctimas.

El término “dolor fantasma” se refiere a las sensaciones entre dolor, calambres, comezón, hormigueo, calor o presión que pueden manifestarse después de la amputación de algún miembro como una pata, la cola o las orejas.

Esto sucede debido a que en el cerebro existe un “mapa” del cuerpo del individuo; después de una amputación, este mapa permanece intacto y continúa mandando señales a las terminales nerviosas y los músculos que fueron amputados. Como el cerebro espera recibir una respuesta por parte del extremo que ya no existe, al no identificar una respuesta dispara una señal de alerta que produce dolor real.

¿Mi perro puede padecerlo?

Si tu perro ha pasado por amputación de alguna extremidad, corte de orejas o cola, podría tener dolor fantasma.

Señales para identificar este padecimiento:

  • Mirar fijamente la zona donde se realizó la amputación.
  • Lamer la zona
  • Morder el suelo
  • Irritabilidad crónica (estrés y mal humor debido a un dolor que persiste)
  • Conductas agresivas en general
  • Conductas agresivas si intentas tocar el lugar de la amputación.
  • En el caso de corte de orejas, rascar con insistencia la zona cercana al pabellón auditivo.

Screen Shot 2015-10-22 at 1.49.03 PM

¿Qué puedo hacer si lo tiene?

Lo primero que debes hacer es realizar una revisión médica para determinar si la amputación se realizó correctamente. Anatómicamente hay puntos específicos que determinan si una amputación está bien realizada o no. Si el corte no fue realizado con el conocimiento y la percicia requeridas para disminuir el riesgo de la aparición de dolor fantasma, se requerirá una segunda cirugía.

Posteriormente, para ayudar a que el cerebro realice el ajuste correspondiente se recomienda:

  • Dar masaje ligero en la zona para incrementar la circulación y estimular las terminales nerviosas de manera suave y gentil (por supuesto, lo anterior únicamente debe realizarse ya que la herida sanó por completo).
  • Poner fomentos de agua tibia
  • Envolver el miembro en una tela suave sin apretar para evitar cortar la circulación.

¿Cómo evitar que mi perro padezca dolor fantasma?

NO LO MUTILES, a menos que sea un caso de una amputación clínicamente necesaria (derivada de un golpe, una lesión o fractura), se debe acudir con un médico veterinario especializado que tenga experiencia previa en amputaciones.

No exponer a los perros a cirugías y amputaciones innecesarias como corte de orejas y cola.

Los cortes de orejas y cola, además del riesgo de “dolor fantasma” trunca las habilidades sociales y de comunicación de los perros, ya que al no tener cola completa u orejas completas, no pueden expresar de manera precisa sus emociones y los demás perros no pueden “leerlos” adecuadamente; además de la hipersensibilidad auditiva que los hace víctimas fáciles del estrés auditivo. Lo anterior los deja más vulnerables exponiéndolos a conductas agresivas por parte de otros perros.

¡NO AL CORTE DE OREJAS Y COLA! ¡NO ES NECESARIO Y ES UNA PRÁCTICA OBSOLETA Y CRUEL!

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments