Convocatorias:
Inicio / PERROTECA / Alimentación / De qué se trata la dieta cruda
ProductTrayOverheadII

De qué se trata la dieta cruda

¿Conoces la dieta cruda? ¿Estás familiarizado con la dieta BARF?  ¿Sabes de qué se trata y si es el mejor alimento para tu Super Cachorro?

La dieta cruda también es conocida como dieta BARF, por sus siglas en inglés (o ACBA por sus siglas en español), significa Biologically Appropriate Raw Food (Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados), y consiste en alimentar a los perros con ingredientes crudos y lo más frescos posibles, tratando de asemejar lo que comerían si pudieran elegir alimentos en un entorno natural.

Estos son algunos alimentos que se contemplan en una dieta cruda o BARF:

  • Carne cruda*, ya sea de pollo, ternera o res, cordero, cerdo, pescado, etc. Puede ir cruda o cocida (hervida unos minutitos o a la plancha vuelta y vuelta).
  • Huesos crudos* sin pelar, con la carne adherida a ellos. Es necesario evaluar qué tipo y de qué, además de cuidar el tamaño de los mismos, de lo contrario podrían resultar peligrosos al masticar.

*con la carne y los huesos se trata de equilibrar en un 50% hueso y 50% carne, por el aporte nutricional que cada ingrediente proporciona.

  • Vísceras crudas, hígados de pollo o de res o ternera, corazón de pollo, de cordero, de vaca, mollejas de pollo, etc.
  • Más frescura, como huevos, aceites y grasas de origen animal y vegetal, frutas y verduras, legumbres y, en ocasiones, yogur.
  • A veces incluye cereales, como arroz, amaranto o avena.

Para lograr una buena y equilibrada dieta cruda o BARF se necesita seleccionar alimentos que no hayan sido previamente procesados, los biológicamente adecuados para el organismo del perro y que estén a nuestro alcance.

¿Por qué se dice que la dieta cruda o BARF es biológicamente adecuada para los perros? Porque su filosofía es tratar de imitar lo que en condiciones naturales comerían los perros, o sus ancestros los lobos, con base en que llevan miles de años sobre la tierra comiendo este tipo de comida (las presas que cazaban, carroña y algunos vegetales y bayas), y tan sólo unos 40 años comiendo croquetas. En definitiva, la carne cruda y los ingredientes naturales y con vida son superiores en calidad y más sanos que el alimento de la industria, que está altamente procesado.

La dieta cruda SÍ debe llevar frutas y vegetales

Sabemos que las verduras y frutas aportan micronutrientes (vitaminas y minerales) de forma segura y natural para nosotros y nuestros perros, por eso, además de brindar frescura, se incluyen (hervidas, picadas finamente o en pulpa) en la dieta BARF. Más o menos entre el 10 y el 20% de la dieta BARF debería componerse de verduras y frutas aptas para el organismo del perro.

Las verduras que comúnmente se agregan en la dieta son zanahorias, calabazas, chícharos, espinacas, chayotes. En cuanto a frutas, también hay opciones que agregar, como manzanas, peras, fresas, plátanos, duraznos, etc.

Tanto frutas y verduras pueden ir cortadas, preparadas (lavadas, picadas o hervidas por poco tiempo) y sin semillas para su consumo en el plato con la carne cruda o aparte.

Cuidado e higiene

Es de suma importancia cuidar la procedencia de los ingredientes de origen animal, se debe siempre procurar elegir alimentos orgánicos confiables, para evitar la existencia de sustancias tóxicas en la comida (como pesticidas u hormonas).

Después de preparar la comida se debe tener conocimiento del almacenamiento correcto, la opción más recomendable es racionar el alimento de forma individual y congelar durante al menos 3 días, usando recipientes de vidrio o cerámica.

Los creadores y promotores de la dieta BARF conocen las formas de preparación e higiene, y señalan que al congelar la comida durante al menos 3 días, se logra matar posibles agentes patógenos como la salmonella y evitar enfermedades como la toxoplasmosis.

Después del periodo de congelación se deben ir descongelando las raciones una por una, según las que correspondan al día.

Ventajas y desventajas de la dieta cruda o BARF

Como todo en la vida, la dieta BARF para perros tiene sus amantes y sus detractores, sus ventajas y sus desventajas y se puede llevar a cabo bien y con cabeza, o mal. Así de simple. Lo importante es investigar y leer varias fuentes, informarse por uno mismo y ser honesto y racional para formar un criterio propio.

Ventajas 

  • La dieta BARF para perros (o dieta ACBA) utiliza menos cereales, granos y carbohidratos en general que las croquetas comerciales. Se ajusta más a las necesidades nutricionales de los perros (que con más o menos matices) son carnívoros por naturaleza.
  • Sus defensores aseguran que las dietas BARF reducen las alergias alimentarias de sus perros, mejoran su salud y aumentan sus niveles de energía.
  • La dieta BARF para perros les pone el pelaje más brillante, según las personas asiduas a ellas.
  • Los dientes de los perros que comen dieta BARF tienen menos sarro que los perros que comen croquetas, ya que los huesos hacen el trabajo del “cepillo de dientes humano”.
  • En las dietas BARF para perros se utilizan ingredientes naturales y frescos, no industriales ni procesados.
  • No se utilizan colorantes, conservantes y otros aditivos artificiales.
  • El perro disfruta mucho comiendo las recetas BARF para perros porque hay variedad de sabores, texturas y olores, que lo estimulan física y mentalmente.
  • Los excrementos de los perros se reducen en tamaño y no desprenden un olor tan desagradable como con las croquetas.

Desventajas

  • Si está desequilibrada, pueden faltar ciertos nutrientes necesarios para que el perro esté sano, y puede ingerirse demasiada cantidad de otros, lo cual crea carencias nutricionales.
  • Alimentar a un perro con bastante carne puede ser caro. También necesitas el tiempo para ir a comprar los ingredientes, almacenarlos y mezclarlos (no es tan fácil como abrir una bolsa de croquetas y ya).
  • Si no se respetan ciertas normas higiénicas, en algunos ingredientes que se utilizan puede haber bacterias que pasen al perro y dañen su salud. Pero lo mismo ocurre con las croquetas para perros. En ellas también puede haber bacterias, e incluso productos cancerígenos. De hecho, por ejemplo, hay ahora mismo algunos litigios abiertos en Estados Unidos contra una gran marca de croquetas de todos conocida, por haber causado la muerte de muchos perros.
  • Los huesos en las dietas BARF para perros se dan siguiendo ciertas pautas (y crudos), y normalmente los perros no tienen ningún problema con ellos (sobre todo perros medianos y grandes). No obstante, la vida nunca está libre de accidentes, y podría ser que un hueso cause un problema en un perro (romperle un diente, obstruir su sistema digestivo, etc.). Para reducir estos posibles problemas, por ejemplo, en perros más pequeños, pueden darse los huesos “triturados”, es decir, pasados por una picadora.

Pero nadie te obliga a dar huesos ni a seguir una dieta BARF estricta, si estás más cómodo sin huesos, siempre puedes reemplazarlos por otras opciones que aporten calcio.

La dieta cruda o BARF es buena o mala

Una dieta BARF (o una dieta casera), si está bien planeada y equilibrada es muy buena opción, ya que la fuente de los ingredientes siempre estará bajo nuestra supervisión, además de involucrarnos en el proceso de la preparación de los alimentos y ver qué es lo que comen nuestros perros.

Lo ideal en la dieta de un perro, al igual que en la dieta humana, es dar variedad en los ingredientes y consumir de todo (dentro de aquellos que son saludables para cada especie).

No hay nada malo en utilizar croquetas como opción principal de la dieta de nuestro perro, pero sí en no elegir un alimento con ingredientes de mejor calidad. Si le darás croquetas a tu Super Cachorro, entonces será recomendable involucrarte en su alimentación y saber leer las etiquetas de las comidas comerciales para detectar ingredientes dañinos y de baja calidad.

Si te has informado sobre las dietas crudas, cocidas o mixtas para perros, te han convencido y piensas alimentar exclusivamente a tu perro con ellas, no olvides que tienes que preparar los alimentos siguiendo algunas pautas, y aprender sobre este tema. Te aconsejamos que leas el máximo de textos sobre esto que caigan en tus manos, las conozcas bien y si puedes permitírtelo, diseñes una dieta más natural para tu Super Cachorro, también puedes conseguir el apoyo de un nutricionista canino o escribir a nutricion@supercachorros.org para que te asesoren.

Enlaces relacionados con la dieta cruda o BARF

 

Deja tus comentarios:

Revisar también

Abandono

Bruno fue un regalo la Navidad pasada

La temporada navideña se acercaba y Ema, una niña de 10 años, quería un perro. …

Live Chat Software