Convulsiones Y Ataques

Convulsiones y ataques ¿Que hacer?

Al igual que en los humanos los perros también pueden sufrir ataques o convulsiones. Todas las convulsiones son causadas por trastornos eléctricos anormales en el cerebro. La forma, intensidad y duración de los ataques, están relacionados con el número y el tipo de células cerebrales afectadas. Existen dos clases de ataques: generalizados y parciales. Estos pueden variar entre convulsiones a lapsos de desorientación y mirada perdida momentánea.

Estos ataques pueden ser causados por distintos factores: intoxicación, traumatismos, erliquiosis (enfermedad causada por garrapata) mala alimentación, epilepsia, actividad química anormal del cerebro; a base de estudios médicos se podrá llegar a una concreta definición del por qué un Super Cachorro está sufriendo ataques.

Diferentes tipos de ataques:

Tónico-clónico o Grand mal (generalizado)

Este tipo de ataque puede ser suave o grave. Se divide en dos fases.

  • PRIMERA – Ataque Tónico: contracción muscular y pérdida del equilibrio, de inmediato extiende sus patas sin poderse mantenerse en pie. Por lo general se prolonga entre 20 y 30 segundos antes de la siguiente fase.
  • SEGUNDA – Clónico: movimientos bruscos involuntarios, comenzará a mover las patas en el suelo, cómo si estuviera corriendo, puede ser combinado con contracción en los músculos de la mandí­bula.

Convulsión compleja parcial

Es una alteración breve y temporal de la función cerebral, ocasionada por una actividad eléctrica anormal en las células nerviosas de un área pequeña del cerebro.
Esta alteración se caracteriza por un cambio en el estado de alerta o de conciencia, con cambios emocionales o de comportamiento. Un perro puede morderse las extremidades, correr efusivamente, sentirse desorientado e incluso llegar a desconocer su casa o a su propio dueño por unos instantes.

Convulsión parcial

Una convulsión parcial normalmente sólo incluyen cierta área del cuerpo. Espasmos incontrolables o contracciones en los músculos faciales o corporales. Es posible que las convulsiones parciales puedan avanzar a una convulsión generalizada (tónico-clónico).

Convulsiones en racimo

Dos o más convulsiones que ocurren en un periodo corto (minutos a horas), en este caso, el perro recobra la conciencia entre convulsiones. También son llamadas convulsiones seriadas o convulsiones agudas y repetitivas.

Ausencias tí­picas

Este tipo de ataque es poco común en perros. Se caracterizan por la rotación hacia arriba de los ojos y la pérdida del conocimiento.

Desmayo

Un desmayo puede ocurrir por falta de oxí­geno. Una de las causas puede ser el uso de collares de ahorque durante el paseo.
¿Qué puedes hacer en caso de que tu Super Cachorro se desmaye? Tu principal objetivo es ayudarlo a recobrar la conciencia y tomar oxígeno. Lo deberás cargar sujetándolo del abdomen, como si quisieras ayudarlo a caminar, mientras lo cargas debes caminar hacia adelante con él. Esto es para ayudarlo a tomar oxí­geno cuanto antes. Si lo dejas estético o paralizado la falta de oxígeno puede provocar daño cerebral grave.

Frente a cualquier tipo de ataque, todo podemos asustarnos y paralizarnos por miedo a no saber que esta ocurriendo. En un momento de crisis debes tomar el mando, controlar la situación y conservar la calma. Al igual que en los humanos, cuando en un perro surge un ataque generalizado, el está totalmente inconsciente y no siente ningún tipo de dolor, podría decirse que no esta enterando de lo que está ocurriendo en lo absoluto.

Si tu Super Cachorro está sufriendo una convulsión, deberás sujetarle la cabeza y evitar que se impacte contra el suelo o se golpee contra algún mueble. NO hay que intentar sacarle la lengua para que no se la trague, los perros no pueden tragarse la lengua, haciendo eso lo único que conseguirás es recibir una mordida debido a los movimientos involuntarios. Observa todas las caracterí­sticas del ataque para que puedas explicarlo a los veterinarios y cuenta los segundos de duración.

En cuanto pase el ataque deberás llevar a tu Super Cachorro de inmediato con el veterinario describiendo exactamente todo lo que pasó. Tu médico solicitará exámenes especí­ficos para poder definir la causa de ese problema.


Si te gustó este artí­culo, te gustaráleer
“Todos corren el riesgo de una Torsión Gástrica”

 

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: