Como Saber Si Mi Perro Me Quiere

Cómo saber si mi perro me quiere – 1a Parte

Ya te has de haber planteado la siguiente pregunta ¿cómo saber si mi perro me quiere? Los perros son mamíferos y como tales tienen emociones, no está en duda el hecho de que tienen la capacidad de sentir amor.

Los perros desarrollan vínculos afectivos muy fuertes con su familia humana

Cada perro puede desarrollar vínculos afectivos increíblemente fuertes con su familia o alguna persona en particular. La fuerza de estos vínculos depende de cómo alimenten las personas esa relación y aprendan a comunicarse con la especie canina.

Hay muchas conductas que nuestros perros realizan como evidencia indiscutible de que nos quieren.

Aunque esto es cierto, la verdad es que muchas veces mal interpretamos sus expresiones y pensamos que todas las lamidas de perro son iguales a los besos.

Por eso es importante que aprendamos a interpretar correctamente su lenguaje para evitar confundir con demostraciones de afecto, acciones y conductas que en realidad significan algo distinto. A continuación nombraremos algunos casos:

Lamer con insistencia

El hecho de que un perro lama con insistencia a una persona, no quiere decir que esas lamidas sean necesariamente un gesto de amor, en realidad podrían tener varios significados:

  • Pueden ser señal de estrés y ansiedad. Ese perro no se siente cómodo con la interacción.
  • Las lamidas en exceso pueden ser por el sabor de alguna crema, el sudor u otra sustancia que se encuentre en la piel de la persona y que para el perro “sabe bien”.
  • El perro desea atención y lo único que se le ocurre para conseguirla es lamer en exceso.
  • Las lamidas ocasionales como cuando despiertas, cuando vuelves del trabajo o cuando tu perro desea interactuar contigo a media tarde, esas SÍ son señales de afecto y de hecho refuerzan el vínculo que existe entre tu perro y tú.
  • En relación a los “besos en la cara” su significado depende del contexto. Checa esta nota.

Buscar tu compañía constantemente

Es normal que cuando estamos en casa, a nuestros perros les guste estar con nosotros. Pero si dicha conducta es excesiva, quiere decir que hay un problema de hiperapego.

Hiperapego

¿A qué nos referimos con hiperapego? Por ejemplo: que tu perro te siga absolutamente a todos lados en tu casa, al baño, a la cocina, a un lado del sillón donde estás sentado y después a la puerta, etc. De manera incesante, tu perro no para de seguirte.

El hiperapego es una señal de ansiedad crónica en tu perro. Le inquieta tu compañía o lo emociona demasiado y no sabe cómo interactuar de manera adecuada.

No es sano que tu perro presente un problema de hiperapego y es necesario que revises su rutina, si está teniendo la actividad física y mental que requiere.

Un problema de hiperapego puede ocasionar problemas de ansiedad por separación y por más que tú quieras interpretarlo como que “tu perro te adora”, es algo que le afecta a él ya que lo somete a estados de estrés crónicos.

Romper, masticar u orinar tus cosas cuando no estás

Que tu perro lama, mastique, orine o rompa tus zapatos, calcetines o tus cosas cuando no estás en casa, es uno de los síntomas de ansiedad por separación y necesita de tu ayuda para aprender a quedarse solo sin estresarse tanto.

Tu perro te extraña, pero a tal grado que busca cosas con tu olor y en dichos objetos intenta liberar su ansiedad.

Tirarse al suelo y mostrarte la panza

Este gesto en muchas ocasiones significa “quiero que me acaricies y estoy contento”, pero otras veces significa “me pones nervioso, aléjate y dame espacio”.

¿Cómo poder distinguir la diferencia? Muy sencillo:

a) Si tu perro dice “quiero que me acaricies y estoy contento”: su boca estará abierta y quizá con la lengua de fuera, su mirada estará relajada, su cola estará relajada también y tendida sobre el suelo y generalmente tendrá una expresión “feliz” (aprende cómo los perros sonríen aquí).

b) Si tu perro dice “me pones nervioso, aléjate y dame espacio”: su boca estará cerrada y tensa, evadirá el contacto visual, su cola se verá tensa y generalamente entre las patas (cubriendo sus genitales).

¿Cómo les correspondemos su amor?

Nuestros perros sin duda nos aman, pero la pregunta es ¿cómo les correspondemos ese amor? Amar a tu perro implica preocuparte por aprender su idioma (lenguaje canino -enlace a seminario online de acceso gratuito sobre) y conocerlo como individuo y especie. P

No te pierdas la segunda parte de esta publicación Haz Click Aquí

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: