JALAR CORREA INSET

¿Cómo evitar que mi perro se jale de la correa?

¿El perro nos jala o nosotros lo jalamos? Ambos tenemos un extremo de la correa ¿te habías planteado el problema al revés?

JALAR_CORREA_INSET

Los perros tienden a jalar por tres razones muy simples:

  1. Porque la correa es demasiado corta.
  2. Porque mueren de ganas de alcanzar “lo que sea” que estén olfateando en ese momento.
  3. Porque consiguen seguir avanzando.

Antes de pasear a un perro todos deberíamos entender un poco sobre sus necesidades, emociones y deseos. Con tan sólo una hora y media que dedicáramos a estudiar un recurso correcto, sería suficiente para iniciar la relación con el pié derecho.

Al tener una mayor comprensión de los sentidos del perro y sobre todo de su sentido del olfato, podríamos comprender porqué la mayoría de los perros que son paseados con correas cortas, jalan y jalan si importar que eso les ocasione dolor o castigos. +info sobre el súper olfato canino, aquí.

Los perros no jalan en el paseo porque quieran dominar al humano, tampoco es necesario que caminen junto a nosotros. La corriente de estudio que respalda esas afirmaciones ¡ES OBSOLETA! El caminado junto es un excelente ejercicio de control que tiene aplicaciones seguras y útiles como cruzar la calle, pasar por lugares estrechos, etc. Pero obligar a los perros a caminar junto a nosotros durante todo el paseo es algo que nunca deberíamos hacer, para entender mejor este punto, es como si llevaras a un niño a Disneylandia y le dijeras que debe estar caminando junto a ti durante todo el paseo y que no puede subirse a ningún juego ni comprar nada ¿te imaginas la frustración de ese niño? Eso es algo bastante parecido a lo que los perros sienten cuando no les permitimos “ser perros” durante el paseo.

¿Cómo lograr un paseo SIN jalones?

Muy fácil… necesitarás un arnés o pechera y una correa larga (en Super Cachorros usamos correas de 5 metros que puedes conseguir aquí). Si tu Super Cachorro jala con demasiada fuerza, te sugerimos utilizar un arnés antijalones especialmente diseñado para ayudarte a disminuir esta tensión.

La Técnica

El secreto está en lograr una buena comunicación con tu perro en el paseo. Para ello deberás seguir las siguientes tres recomendaciones:

  1. El marca la dirección y tú marcas el ritmo – la idea es que acompañes a tu perro en el paseo. Los perros necesitan olfatear y explorar el mundo con los sentidos y se aburren de estar todo el tiempo dentro de casa (aún y cuando tienen jardín) por lo tanto es vital que cuando lo lleves a pasear, dejes que el vaya a donde su nariz lo lleve (por supuesto no en medio de la calle ni en zonas riesgosas). Si va adelante de ti en el paseo ¡no pasa nada! él va concentrado en sus asuntos de perro ;)
  2. Si en algún punto la correa se pone tensa (y tu perro intenta jalar) – lo que debes hacer es detenerte por completo. Tu perro debe aprender que si siente tensión en la correa, no avanzarán y él no llegará a donde quiere, pero si la correa está floja y sin tensión, puede seguir explorando sin problema. Así que si jala, detente al 100% y no avances hasta que tu perro por sí solo haga algún movimiento que relaje la tensión de la correa. En ese momento, cuando ya no haya tensión, continúa caminando. Debes ser constante. Los primeros días seguro irás deteniéndote cada 10 pasos pero si sigues esta técnica, en una semana tú y tu perro mejorarán la comunicación enormemente y en dos semanas, verás que es otra historia.
  3. Si encuentran a otro perro en su camino – deja que tu perro olfatee y salude al otro perro. Durante el encuentro es importante que la correa este floja y sin tensión, de lo contrario el encuentro puede tornarse también “tenso”.
  4. Si la orilla de la calle está cerca, anticípate – Detente unos metros antes de que tu perro pueda alcanzar la orilla de la calle. Al detenerte la correa se tensará. En ese momento llama a tu perro con entusiasmo y cuando acuda a tu llamado prémialo (te sugerimos que a partir de ahora lleves premios deliciosos al paseo para premiar a tu perro cada vez que atienda a tu llamado). Una vez que tengas a tu perro junto a ti, recorta el largo de la correa y camina con tu perro “en junto” para cruzar la calle.

No te desesperes y desecha el mal hábito de jalar a tu perro para todo. Cada vez que sientas el impulso de jalarlo, detente y llámalo efusivamente, dale la oportunidad de responder a tus señales en lugar de forzarlo sin siquiera tomarlo en cuenta. Los perros son mucho más sensibles, inteligentes y dispuestos de lo que solemos creer. Dale el lugar que merece y dale la oportunidad de aprender ¡te sorprenderás!

Recursos de Apoyo

El Sistema Educativo Super Cachorros ofrece seminarios en línea de 90 minutos que puedes cursar cuando quieras a la hora que quieras. Para complementar lo que has aprendido en este artículo te sugerimos cursar los siguientes:

Seminario online “Los perros ¿quieren dominar al mundo?”  – Acceso Gratuito

Seminario online “Lenguaje Canino”  – Acceso Gratuito

Quizá todo este tiempo hemos sido nosotros quienes los hemos estado jalando… ;)

¡Cambia ahora! Tu perro te lo agradecerá por siempre.

Deja tus comentarios:

Powered by Facebook Comments