Sindome De Camada

Adoptar a dos perros de la misma camada no siempre es buena idea

Imagen: https://www.instagram.com/kelly_bove/

¿Adoptaste dos cachorros de una misma camada y no te hacen caso?

¿Tienes en adopción dos cachorros hermanos y no los quieres separar porque se aman, pero siempre que alguien los adopta terminan regresándotelos porque “no pueden con ellos”?

Este problema es más común de lo que crees, tiene un por qué y una posible solución.

Aquí te lo explicamos:

Según palabras de Jeff Stallings, entrenador canino profesional, parece ser que los problemas conductuales durante los periodos de desarrollo de un cachorro pueden deberse a una incapacidad individual de comprender y retener las modulaciones de la comunicación humana y canina debido al vínculo que surge entre dos cachorros que crecen juntos. Es decir, el vínculo entre ellos es tan estrecho que puede reducir su capacidad para aprender de otros humanos e incluso de otros perros.

Incluso pueden volverse miedosos o reactivos pues entienden poco el entorno en el que se desarrollan. A menudo generan ansiedad por separación cuando no están juntos o incluso mostrar notables conductas agresivas uno con otro. Los casos registrados parecen apuntar a que una relación tan estrecha entre hermanos provoca que excluyan a su familia humana, por lo que son perros “desobedientes”, “hiperactivos”, con protección de recursos o simplemente, no hay quién los pare, pues están sobreestimulados por el juego constante entre ellos.

 

¿Cómo saber si tus perros tienen el síndrome de camada?

Algunas de las señales que lo indican son:

  • Se muestran miedosos ante personas o perros desconocidos.
  • Lloran y se buscan cuando se separan
  • No se concentran en el entrenamiento y no han podido aprender de “obediencia”
  • Se muestran temerosos fuera de su entorno, ladran mucho e incluso llegan a agredirse entre ellos.

En general, estas son las señales que nos indican este síndrome.

 

NO puedes separarlos

En cuanto a su educación, suelen ser perros con los que no se puede trabajar fácilmente, pues no aprenden porque se distraen entre ellos, juegan y parece que tú sales sobrando. Tampoco puedes separarlos porque están pendientes de dónde está el otro y comienzan a llorar o con demasiada inquietud.

Puede resultar tentador y un acto de nobleza adoptar a dos cachorros hermanos, nunca se separarán y jugarán entre ellos –pensamos. El problema es que se convierte en un apego malsano, sufren si se separan un solo minuto, ¿no te parecería cruel que alguno de los dos tuviera una enfermedad, tener que llevarlo al veterinario y el otro enfermara de tristeza? ¿qué pasará cuando uno de los dos muera?, el otro podría morir de tristeza.

 

Juntos pero mal socializados

Puede ser que para nosotros sea cómodo y tierno que entre ellos se cansen y jueguen todo el tiempo, pero en realidad eso tampoco les hace mucho bien, por un lado, la sobre estimulación del juego constante, por otro, el vínculo tan reforzado entre ellos puede llegar al punto de que muestren conductas agresivas por celos si otro perro se acerca a querer jugar con ellos. Incluso en el juego, un hermano puede aguantar el juego tosco de otro, pero ¿qué pasará cuando otro perro no tolere esa forma de jugar?

Tampoco aprenderán cómo relacionarse con otros perros, niños, personas, lo cual puede llegar a ser un verdadero problema para la familia humana.

Aprende a socializarlo aquí.

 

Pueden mostrarse agresivos entre ellos

Hay muchos casos en los que dos perros adoptados de la misma camada tiene problemas entre ellos. Normalmente es uno el que abusa siempre del otro, incluso llegan a hacerse un daño considerable, lesiones severas que un hermano le produce a otro. Incluso han tenido que regresar a uno de ellos porque agrede fuertemente a su hermano. La competencia puede ser una de las razones de esta conducta, sin embargo, es un problema que puede asociar muchos factores o ser simplemente por ser dela misma camada.

Si tienes cachorros en adopción, observa la interacción entre los hermanos, puede ser que percibas alguno de estos factores y es mejor que los destines a hogares separados. Aunque es importante saber que no todos los hermanos desarrollan este síndrome.

 

¿Qué hacer si ya tienes dos cachorros con estas características?

Lo más importante es comenzar a trabajar el desapego entre ellos. Quizá por algunos días tengas que sufrir oyéndolos llorar, pero si tienes alguien que te ayude, las cosas se facilitan.

  • Momentos a solas. Es importante que logres que amos se relajen estando a solas, quizá puedas comenzar usando dos kennel o transportadora para que cada uno identifique como su lugar de calma.
  • Paseos separados. Así podrás fomentar la independencia y las capacidades de exploración de cada uno de ellos.
  • Juega con ellos por separado. Esto te ayudará a generar un vínculo especial con cada uno de los cachorros, de modo que serás parte de su familia y comenzarán a considerarte.
  • Entrenamiento individual. Pide a alguien que mientras tú trabajas con uno de los cachorros, esa persona juegue o pasee al otro, de modo que puedas comenzar a trabajar en su educación individualmente.

 

Recuerda que un Guía Super Cachorros es el mejor apoyo para estos casos, busca su asesoría: escribe a guias@supercachorros.org y solicita la guía de tu zona.

Powered by Facebook Comments