Educa A Tu Perro

8 secretos para educar a tu perro

A continuación te compartimos los 8 secretos para educar a tu perro de manera exitosa. Todo empieza con una comunicación bilateral y empática.

#1 Escucha a tu perro

Aprende a escuchar y entender a tu perro.

  • Si tu Super Cachorro se muestra incómodo al saludar a otro perro, a una persona, o a un niño, no insistas en que “salude bien”.
  • Los perros tienen emociones, pero a diferencia de nosotros no pueden ocultarlas o manipularas. Si algo lo pone nervioso, te dará señales para que lo ayudes a salir de esa situación.
  • Normalmente nuestros perros tienen una correa puesta, lo que les impide salir de una situación desagradable por sus propios medios, o al menos, sentir que pueden hacerlo.

Es nuestra responsabilidad escucharlos y atender sus mensajes. Si un perro está diciendo “me siento incómodo/nervioso/temeroso” debemos respetar eso. Forzar ese tipo de situaciones puede provocar que un perro se sienta acorralado y no le quede más opción que la agresión. Aprende más sobre respetar el sistema de alerta de un perro aquí.

#2 Sé generoso con el afecto que le das

Solemos reconocer las cosas que no nos gustan de nuestros perros y concentrarnos en corregir, regañar y decir NO.

¿Cuántas veces al día felicitas a tu Super Cachorro o le dices “SÍ, Muy Bien”? Tendemos a ignorar las buenas conductas, pero para lograr que todo sea más claro y congruente para ellos es necesario hacer exactamente lo contrario, es decir ignorar lo malo y premiar lo bueno.

Hazle saber a tu perro que ha sido un buen chico y sé generoso en tus felicitaciones (esto es, dale premios).

#3 Descubre lo que realmente le gusta

Antes de premiar a nuestros perros, debemos asegurarnos que sabemos reconocer las cosas que les gustan.

  • Por ejemplo, muchos perros “odian” las palmadas en la cabeza y las personas creen que los están premiando/felicitando al acariciarlos justo en la cabeza al decirles “muy bien”.
  • A otros perros pueden gustarles mucho las galletitas con sabor a tocino, pero quizá el tuyo prefiera un trocito de pollo cocido.

Conocer lo que a tu Super Cachorro realmente le gusta será la clave del éxito en el camino a la educación. Algunos perros prefieren premios húmedos y suaves (pollo cocido, trocitos de salchicha de pavo, papa cocida, chayote… aprende más sobre lo que sí pueden comer aquí).

#4 Enséñale lo que esperas de él

No pasa nada si tenemos que decirle “NO” a nuestro perro, siempre y cuando él conozca el significado de lo que estamos intentando decirle.

Un súper tip, es que en lugar de simplemente “corregir” una de sus acciones, le proporciones una opción que Sí pueda realizar.

  • Por ejemplo, en lugar de pelearte con él porque quiere saltarte para saludar, enséñalo a sentarse y cuando intente saludarte pídele “sentado”. Eso le dará una guía sobre como SÍ puede comportarse y evitará que tengas que estarle diciendo NO, NO y más ¡NO!
  • Si está mordiendo la pata de un mueble, está bien que le digas NO pero asegúrate de redireccionar su atención hacia un juguete que SÍ pueda morder.

#5 Se consistente

Si estás enseñándole algo a tu Super Cachorro, es importante que seas consistente con tu lenguaje.

Si tú le dices “abajo” para que se baje de la cama o de algún sillón, pero tu mamá le dice “bájate”, para tu perro será mucho más confuso aprender lo que esperan de él.

#6 Mantén expectativas realistas

  • Si tu Super Cachorro lleva un tiempo considerable repitiendo una conducta no deseada, no esperes poder corregirla en un par de días.
  • Necesitarás mantener expectativas reales y dedicarle tiempo a una enseñanza consistente, paciente y amorosa.
  • Los perros no nacen con el “chip” integrado sobre “cómo comportarse en el mundo humano” y es nuestra responsabilidad enseñarles con amor.

¿Sabías que estudios científicos respaldan que podemos hacer una equivalencia entre un perro y un niño de dos años?

Cada vez que te desesperes con tu perro, imagina que es un pequeño de dos años y recuerda que entenderá mejor las cosas si respiras profundo y elaboras una estrategia educativa que incluya: paciencia, premios, amor y consistencia. Un ejemplo de expectativas realistas lo encontrarás aquí.

#7 Obtienes lo que premias (no necesariamente lo que quieres)

Si tu Super Cachorro muestra una conducta que te desagrada, existe la posibilidad de que sea algo que tú mismo le “enseñaste” sin querer.

Un muy buen ejemplo es cuando tu perro te lleva un juguete y te ladra para que tu juegues con él y lances el juguete.  Tú tomas el juguete y lo lanzas. Tu perro ha aprendido que si ladra obtiene tu atención y consigue lo que quiere. Si le dices “NO” él ladra aún más, así que eventualmente cedes y lanzas de nuevo el juguete. Ahora ha aprendido que si es persistente conseguirá su meta.

Antes de que te des cuenta, tu perro ya aprendió que cuando desee algo (como tu atención) el debe ladrar hasta conseguirlo. ¿Cuál sería la solución? Tendrías que ignorar por completo su ladrido y comenzar a prestarle atención cuando esté callado y tranquilo.

#8 Castigo o premio

La idea de educar a un perro a través de la motivación y los premios siempre compite con la idea de castigarlo y usar métodos de corrección.

La verdad es que cualquier mamífero (incluidos nuestros perros) realizará aquellas conductas que lo lleven a conseguir el éxito.

Si usar premios te ayuda a conseguir lo que TÚ quieres y le ayuda a tu perro a obtener algo bueno ¿por qué no hacerlo?

Muchos dicen “es que si premio a mi perro aprenderá por conveniencia, si lo castigo aprenderá a respetarme”. Esa es una fantasía: en realidad en ambos casos el perro aprenderá por conveniencia:

  • le conviene obtener algo que le gusta.
  • le conviene evitar algo que lo lastima.

Si tu perro aprende que al hacer lo que tú quieres suceden cosas buenas, no sólo conseguirán ambos el éxito, sino que fortalecerás la relación y harás que te asocie con cosas que le gustan, situaciones que disfruta y aprenderá que hacer lo que pides es algo divertido y bueno. Cuando hablamos de premios no hablamos sólo de comida.

Un premio puede ser: felicitaciones, juego, juguetes, caricias, comida, paseo, subirse al auto (si a tu perro le gusta, claro), etc. ¡PREMIA A TU PERRO! ¿A poco a ti no te gusta ser recompensado por hacer un buen trabajo? ¡A tu perro también!

Ahora ya conoces los 8 secretos para tener una mejor comunicación con tu Super Cachorro y educarlo con éxito. Recuerda que en Super Cachorros siempre podrás aprender más. 

Powered by Facebook Comments

Te recomendamos: